El 44% de las mujeres reclusas en cárceles chilenas cumple tiempo por Ley de Drogas

0
La Ley de Drogas en Chile afecta más a las mujeres

Los efectos de la Ley de Drogas en Chile no tienen fondo. Desde la criminalización de consumidores y usuarios hasta la discriminación a personas que se vieron obligadas a actuar en el círculo delictual. A diciembre de 2021 habían 9.649 personas imputadas o condenadas por Ley de Drogas en las cárceles del país. La segunda mayor razón después de los robos comunes, un 16% del total. Una problemática que está afectando principalmente a las mujeres. Así lo develan dos respuestas a peticiones de transparencia realizadas por LMJ a Gendarmería el año pasado.

La documentación asegura que a finales del año pasado habían 3.704 mujeres reclusas por distintas razones: robos (625), Hurtos (138) y homicidios (245), entre otros. Sin embargo, muy por arriba de la media se encuentran las mujeres condenadas o imputadas por Ley de Drogas: En total 1.645, que es el 44% del total de mujeres reclusas.

Y si bien, el número de los hombres en cárceles chilenas por Ley de Drogas es alto, no es la mayor causa (en el caso de los hombres son 12.719 por robos y 8.004 por Ley de Drogas).

Al revisar la información desagregada de las cárceles chilenas, podemos ver casos tan extremos como el de una mujer de 77 años, condenada en 2021 por “tráfico de pequeñas cantidades (ART4)(1)”. Si contamos entre las mujeres mayores de 60 años, 24 de 82 están en cárcel por ese mismo delito. En otras palabras, un tercio de la tercera edad en cárcel por Ley de Drogas lo hace por microtráfico.

Además, la mayoría de las mujeres que están bajo la tutela de Gendarmería por Ley de Drogas en las cárceles chilenas lo hace esperando la resolución de su caso. De las 1.645, sólo 709 se encuentran condenadas, mientras que 936 esperan imputadas su futuro. Es por eso que gran parte ingresó a la cárcel en 2021 (1.139 mujeres).

Según datos de Fiscalía de Chile y replicados por Latfem, en un 67% de las regiones del país, más de un 50% de las mujeres encarceladas por delitos de droga se encuentra por microtráfico lo que, junto con el aumento desproporcionado de la población penal femenina, evidencia la falta de presencia femenina en los altos mandos de las organizaciones y la capacidad de los líderes de reemplazar a estas mujeres, que para ellos funcionan como carne de cañón.

Puedes encontrar los datos originales que utilizamos en este reportaje en estos dos excels: Respuesta N°1 y respuesta N°2.

El trato injusto y discriminatorio

Esto se trata de un hecho que vuelve a criminalizar de manera irrazonable a la mujer frente al hombre. “Estuve toda la vida presa. Entonces ya no quiero más. Ya no quiero esas cosas, ya lo único que quiero es estar tranquila, sin problemas, nada poh. Eso es lo único que quiero”. Ese relato, recopilado en un taller de mujeres que estuvieron privadas de libertad hecho por las investigadoras Jacinta Rodríguez y Paula Vidal en su tesis de pregrado de Sociología, quienes contaron su relato hace un tiempo a La Tercera.

“No todas las mujeres que delinquen lo hacen por las mismas razones, ni viven las mismas realidades”, aclara Pilar Larroulet, investigadora principal, académica del Instituto de Sociología UC y profesora asociada al Centro de Estudios Justicia y Sociedad.

Un primer perfil, el 31%, se vincula principalmente con delitos de drogas, muestranun inicio tardío en el delito y una mínima inserción en un estilo de vida delictual. Tienen en promedio mayor edad, presentan menor probabilidad de reportar factores asociados a reincidencia y mayor acceso a herramientas de reinserción.

El segundo grupo (29%), es un patrón intermedio en términos de involucramiento en el delito, con mayor participación en aquellos contra la propiedad y baja identificación delictual, pero mayor participación en grupos de pares desviados. En tanto, el tercero (40%), son mujeres más jóvenes, multi-reincidentes, vinculadas a delitos de hurto, y altamente involucradas en un estilo de vida desviado. Ellas, añade el trabajo, “presentan una mayor identidad delictual y, particularmente, un alto nivel de consumo problemático de sustancias”.

Es neceario considerar esos distintos perfiles, sus necesidades y fortalezas, al momento de pensar en políticas de reinserción. También una perspectiva de género en el fenómeno carcelario dice Rafael Rodríguez, jefe del área de estudios y desarrollo de Fundación San Carlos de Maipo: “siempre se ve desde una perspectiva masculina, claro, ellos son el 90% de la población penitenciaria y el público femenino un porcentaje mucho menor, por eso esta información puede ser utilizada en políticas públicas”. Una colaboración técnico-privada muy valiosa, añade.

Una columna de CIPER Chile muestra que aproximadamente el 89% de las mujeres presas son madres. En todas las cárceles de mujeres existen secciones materno-infantil para embarazadas y madres con hijos/as lactantes de hasta 2 años. En las cárceles chilenas hay 573 mujeres migrantes, en su mayoría como imputadas. Las mujeres migrantes recluídas experimentan mayor vulnerabilidad, particularmente las indígenas debido a barreras culturales —hablar una lengua indígena y bajos niveles de educación que dificultan el acceso a la justicia—.

Colombia pone reglas a la industria de la cannabis

0

El 23 de julio del año recién pasado comenzaba un largo camino para el gobierno colombiano y su sociedad. Su actual presidente, Iván Duque, anunciaba la intención de convertir a su país en un “actor principal en la industria de la cannabis”. Hoy eso se hace realidad con la publicación de las Resolución 227 del 2022, mediante la cual estableció los mecanismos y procedimientos para el uso industrial del cannabis en alimentos, bebidas y textiles, teniendo en cuenta que dicho uso no incluye el componente psicoactivo. Los cupos y tarifas serán definidas en el lapso de un mes.

“Colombia se sitúa hoy a la vanguardia con la reglamentación del uso del cannabis medicinal y sus derivaciones de usos industriales”, expresó el presidente. Según el mandatario, el sector financiero ha venido avanzando en la colocación de créditos para pequeños y medianos productores de estos elementos, siendo el Banco Agrario uno de los principales actores. La misma entidad financiera se ha estado encargando de la parte operativa de varios negocios. Entre las facilidades que brinda se encuentra el manejo de divisas, monetización y comercialización desde Colombia.

Según el ministro de Salud, Fernando Ruiz, “es importante destacar las diferentes disposiciones sanitarias que se deben tener por parte del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) con buenas prácticas de manufactura y los requerimientos de etiquetado, fundamentales para el avance de la industria”.

En Colombia es legal el consumo medicinal de cannabis, aunque su contenido psicoactivo no siempre puede estar presente.

Moledor Gorila Ceramics: La seda hecha para tu hierba

Hasta hace poco tiempo, era de esas personas que no le importaba cómo moler la hierba que consumía. Filo, con unas tijeras o tip-top. Pero cuando pasé al consumo más maduro procesé lo importante que es este procedimiento para tu volada en general, especialmente -por así decirlo- en el ‘cuidado’ de tus ‘recursos naturales’.

Así fui explorando los distintos modelos de moledores que existen en el mercado legal de la parafernalia chilena. Pasé del clásico playero de madera con unos clavos, pasando por el de plástico de yo-yo, hasta que por años me mantuve con los de aluminio o metálicos; esos que te ofrecen tres compartimientos para ir optimizando tu hierba. Sin embargo, siempre era inevitable tirarlo a la basura por lo pegajoso que se pone con el tiempo. En tres años tuve dos moledores, pero siempre llegué al resultado de no poder abrir uno de sus compartimientos.

No me podía quedar con la espina pasada, porque siempre hay alguien que le ocurre las cosas antes que a ti y crean una solución. Y el señor Google nos mostró la cerámica como opción, pero con un precio de tres veces lo que cuesta un moledor metálico. En relación, si un moledor de plástico cuesta 3 mil pesos (3,7 USD) , un moledor metálico unos 10 mil pesos y uno de cerámica parte en los 35 mil pesos.

Su precio se puede valorar según el uso y tipo de consumo que cada uno tenga, pero tiene una versatilidad que termina siendo útil para todos. Si fumas esporádicamente, no te preocupes de que la hierba esté pegada tras tres meses de dejarla en tu cajón. Si lo haces diariamente, vas a poder racionalizar de manera perfecta tu mota con una pérdida menor en el proceso molido. Aunque claro, el uso intensivo que le puede dar este último puede terminar disminuyendo más rápido su tiempo de vida.

Es por eso que exploré toda la gama de productos que existen actualmente ofreciendo la cerámica como solución. Finalmente me quedé con Gorila por la balanza precio y calidad. Sí, pueden existir otros mejores por dos veces su precio. También hay unos pocos más baratos. La vida está llena de opciones. Nada de eso reemplaza la experiencia misma:

Tuve la oportunidad de tener durante varias semanas distintos modelos, pernoctando en distintos lugares de Santiago, para tener un claro uso de cada uno. El Gorila no me falló nunca, en el tipo de molido, utilización de la mota y su percolado a cada recipiente. No pude revisar una página oficial (no la encontré, aunque tienen presencia en una infinidad de growshops), pero a mi me llegó con bolsitos inoloros para llevarlo en el camino, mientras que a un colega le llegó con una mini bolsita de transporte.

Es implacable ante los rústicos que tiran palos, hojas y cogollos, como también para los rebusquillas que le aplican palita hasta el última partícula. Viene en tamaños de 5 y 6 cm en una infinidad de colores. El de las fotos llegó de DeLaFeria y está precioso, aunque también pueden encontrarlo en LaPalida y varios otros ceracanos a tu ciudad.

Hasta ahora no he notado problemas en su calidad. Tampoco se nota el uso. Tampoco ando rayándolo con llaves o tirándolo del octavo piso. Cuidándolo, en este año de uso, me ha funcionado y sigue moliendo como nuevo. Si el moledor me dura más de 3 años ya habrá valido la pena, pero falta tiempo para eso. Por ahora, sigo usándolo gozando cada gramo de mis recetas.

Dudas sobre reportaje que criminaliza la marihuana con estudio financiado por el Gobierno de Chile

0

“Extremadamente adictiva”, dice el título de un reportaje de Chilevisión Noticias y CNN Chile del pasado 10 de enero. El guión desarrollaba esta idea asegurando que existía una “droga de producción nacional adulterada” y que iba en aumento con cientos de cultivos en laderas de cerros. En las imágenes mostraban cientos de cultivos de marihuana en laderas de cerros.

¿Marihuana adulterada? No nos vengan con el creepy de nuevo.

La pieza periodística no se esmeraba en detalles visuales, todas proporcionadas por la policía y con varias fuentes y autoridades. Entre ellos Boris Duffau, Jefe Sección Análisis Ilícitos del Instituto de Salud Pública, quien entregaba su perspectiva sobre este nuevo tipo de marihuana:

“Son sustancias extremadamente adictivas y que hoy en día están en concentraciones que son muy altas, comparadas con la marihuana, por ejemplo, que se consumía en la década del 70, que no contenía más de un 5% de THC (…) hoy en día qué hemos visto en nuestros análisis practicados (…) es que tenemos concentraciones que superan el 50%”

¿Qué tipo de marihuana están hablando? Que queremos un poco.

En el reportaje no se menciona basado en qué el señor Duffau asegura estos datos. Casi a la mitad del reportaje (5:05) habla de “más de 500 muestras” especificar de qué y la narración del reportaje sólo dijo que se trataba de “los últimos análisis a cannabis sativa incautada” y que se trataba de “muestras aleatorias”.

Sin embargo, lo asegurado en el reportaje es -a lo menos- inexacto. A través de la Ley de Transparencia tuvimos acceso al estudio y detalle de las muestras analizadas por el ISP y, al mismo tiempo, revisamos el origen de esta investigación. No sólo encontramos que hay aseveraciones dudosas y estadísticamente erróneas, también descubrimos la injerencia del Gobierno de Sebastián Piñera en la confección de esta información por medio del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda).

El origen del estudio

Ya en los 2 minutos y medio de la nota, cuando se hablaba de la cantidad de decomisos en toneladas y mercancía de marihuana, la narradora dice que “el gran problema es que se trata de una droga de alta peligrosidad”. Una narrativa que se conectaba a través de un discurso hilarantes:

“Si aumenta la concentración de THC hace que todas esas personas que tengan algún abuelito que tuvo esquizofrenia, una tía o algún gen vulnerable es que despierte este gen vulnerable. Es como despertar al montruo”, decía Anneliese Dör, psiquiatra y conocida prohibicionista.

Pero la base de estos “nuevos niveles de THC”, además de ser algo ya visto, tuvo su origen en un acuerdo entre el ISP, Senda y el Ministerio Público. La alianza entre estas instituciones se firmó en julio de 2019 y los resultados fueron publicados recién el año pasado.

En un comienzo se trataba de una revisión de 480 muestras de marihuana entregadas por el Ministerio Público. Y aunque Duffau diga que fueron más de 500, terminaron siendo 491 cogollos, hojas y “prensado” de marihuana. El ISP se comprometió a entregar los porcentajes de los tres principales componentes: Tetrahidrocannabinol (THC), Cannabidiol (CBD) y el Cannabinol (CBN). Todo esto financiado por Senda.

“Informe Final Convenio Senda-ISP-Ministerio Público sobre análisis de cannabinoides (2020-2021)”, dice la respuesta que se entregó por parte de la Jefa del Departamento de Salud Ambiental del ISP. Ahí adjuntaba una tabla y dos publicaciones relacionadas al método de análisis realizado gracias al financiamiento del Gobierno.

¿Qué dicen los resultados?

Sí, la muestra 332 tiene un 77% de THC. Pero también hay que detallar que es un prensado y que marcó un 5% de CBN. Y sí, más de 149 muestras superaron el 20% de THC. No obstante, 273 marcaron menos de 15%. De hecho, 119 de esas marcan menos de 5%. La muestra que más se repitió es la de 3% de THC con 44, seguida la con 4% con 32, 2% con 27 y 5% con 26.

De hecho, al analizar las cifras globales se obtiene que el promedio es de 17% de THC entre todas las muestras y la media es 11%. 356 de las muestras eran cogollos, 66 prensada, 68 hojas y una no identificada (?). Sólo en cuatro muestras encontraron trazas de CBD y en 102 de trazas o cierto porcentaje de CBN.

No creo que sea necesario ir punto por punto en los dichos del vocero del ISP, pero se entiende que detrás de sus dichos hay mucho desconocimiento y falta de contexto. El nivel de THC en los productos de marihuana ha ido en aumento y a nadie le sorprende eso. Son conocidos los bancos de semillas que van adquiriendo ejemplares de mayor calidad para volarse o medicarse.

Creer que el mercado negro se va a adecuar o va a estandarizar niveles de sus productos es algo irrisorio. Sin embargo, en mercados lícitos esta regulación entra en vigencia con la supervisión de entes públicos que velan para que estos estándares se cumplan.

Revisa la respuesta completa del ISP.

Lo que llama la atención es que el reportaje no explicite los detalles del estudio, que pasaron más de dos años desde que se firmó el convenio, o que los resultados fueron publicados en octubre de 2021 con una gran cobertura de prensa. Tres meses después vuelven a pautearlo a través de los decomisos de verano de las policías como si nada.

Ya queda poco de esta administración y pareciera ser que estas son las últimas intentos de socavar una regulación que viene en los próximos años.

Mississippi se convierte en el estado número 37 en legalizar la marihuana medicinal

0

Mississippi está legalizando la marihuana medicinal para las personas con enfermedades debilitantes como el cáncer, el SIDA y la enfermedad de células falciformes. Si bien el estado ya había discriminalizado el consumo y posesión, este es un gran avance para los pacientes que utilizan la cannabis como tratamiento.

El gobernador republicano Tate Reeves firmó la legislación el miércoles pasado y se convirtió en ley inmediatamente. Aunque falta todavía establecer los reglamentos que permitirán que abran los primeros dispensarios de marihuana en la zona.

“No hay duda de que hay individuos en nuestro estado que podrían estar significativamente mejor si tuvieran acceso a dosis de cannabis prescritas médicamente”, escribió Reeves en un comunicado publicado en Twitter. “También hay quienes realmente quieren un programa de marihuana recreativa que podría llevar a más gente a fumar y menos gente a trabajar, con todos los males sociales y familiares que eso conlleva”.

La Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales dice que 36 estados y cuatro territorios ya permiten el uso médico del cannabis. Mississippi se convierte en el 37º estado. Sólo 18 han lelgalizado completamente.

Una mayoría de los votantes de Mississippi aprobó una iniciativa de marihuana medicinal en noviembre de 2020, y habría permitido a la gente comprar hasta 5 onzas al mes. El Tribunal Supremo del estado la invalidó seis meses más tarde al dictaminar que el proceso de iniciativa del estado era obsoleto y que la medida no se puso correctamente en la papeleta. La Cámara de Representantes y el Senado del estado, ambos controlados por los republicanos, aprobaron la semana ante pasada la versión final de la Ley del Senado 2095.

La nueva ley permitirá a los pacientes comprar hasta 3,5 gramos de cannabis al día, hasta seis días a la semana. Eso supone algo así como 85 gramos. Establece impuestos sobre la producción y la venta de cannabis, y especifica que las plantas deben cultivarse en interiores en condiciones controladas. Reeves dijo que debido a la reducción de 5 onzas al mes en la iniciativa a 3 onzas al mes en la nueva ley, “habrá cientos de millones de porros menos en las calles debido a esta mejora”.

La ley da a las ciudades y condados 90 días para optar por no permitir instalaciones de marihuana medicinal, para su cultivo o venta. Sin embargo, los habitantes de esas comunidades podrían solicitar una elección para anular las decisiones de los funcionarios locales y permitirlas. Aunque, sinceramente, no sé quién estaría tan loco para denegar esta oportunidad.

El estudio definitivo: Cannabis da la pelea al Covid

0
Foto de RODNAE Productions en Pexels

No. La hierba no previene el COVID-19 ni lo hará en un futuro, pero los científicos están encontrando sorprendentes conexiones especialmente para un posible tratamiento post positivo de Covid con la cannabis.

Un equipo interdisciplinario de investigadores de la Universidad de Chicago ha encontrado pruebas de que el cannabidiol, o CBD, un producto de la planta de cannabis, puede inhibir la infección por el virus COVID-19 en células humanas y en ratones. El estudio, publicado el 20 de enero en Science Advances, descubrió que el CBD mostraba una asociación negativa significativa con las pruebas positivas de COVID en una muestra nacional de registros médicos de pacientes que tomaban el medicamento aprobado por la FDA para tratar la epilepsia. Los investigadores afirman ahora que deberían realizarse ensayos clínicos para determinar si el CBD podría llegar a utilizarse como tratamiento preventivo o precoz de la COVID-19.

Sin embargo, advierten que los efectos de bloqueo de la COVID del CBD sólo provienen de una dosis de alta pureza, especialmente formulada y tomada en situaciones específicas. Los resultados del estudio no sugieren que el consumo de productos disponibles en el mercado con aditivos de CBD que varían en potencia y calidad pueda prevenir la COVID-19.

¿Qué se ha dicho antes?

La planta de cannabis contiene cientos de compuestos llamados cannabinoides. A principios de enero de 2022, investigadores de la Universidad de Oregón publicaron un estudio en el Journal of Natural Products en el que se descubría que tres de los compuestos naturales del cáñamo (cannabis sativa) parecen ser capaces de adherirse a la proteína de la espiga del SARS-CoV-2, impidiendo que entre en las células humanas.

Los investigadores de la Universidad de Oregón probaron una variedad de cannabinoides y otras moléculas naturales contra el Covid-19. En una entrevista con Vice News, el primer autor del estudio y profesor de química medicinal en el Instituto Linus Pauling de la Universidad Estatal de Oregón, Richard van Breeman, dice que él y su equipo querían probar si pequeñas moléculas de la naturaleza podían impedir que el virus SARS-CoV-2 entrara en las células humanas bloqueando la proteína spike.

La proteína spike funciona como una llave para abrir la puerta -algo llamado receptor ACE2- de nuestras células, permitiendo que el virus entre y se replique. Descubrieron que tres compuestos del cáñamo – CBD-A, CBG-A y THV-A – tenían la capacidad de unirse a la proteína spike del SARS-CoV-2.

Las moléculas que se unen a la proteína spike -ya sean anticuerpos o cualquier otra cosa- actúan como un chicle masticado en una llave, haciendo mucho más difícil abrir las puertas de nuestras células. Breeman y sus colegas descubrieron que tres compuestos del cáñamo tenían estructuras que les permitían unirse fuertemente a la proteína espiga.

Propuesta de Cannabis a la Constitución es la tercera más votada

0

Sólo 77 alternativas hechas por la ciudadanía lograrán ser revisadas por los convencionales. El plazo de proponer y votar las Iniciativas Populares de Norma terminó ayer y desde hoy esperarán su revisión por los miembros de la Convención Constitucional. Se necesitaban 15 mil firmas de apoyo para ello y la gran mayoría (2.204) iniciativas no obtuvieron ni mil apoyos.

La propuesta hecha por Activismo Cannábico Chile busca la posibilidad de que “el Estado reconoce como límite de sus facultades, atribuciones y poderes, la soberanía personal, la autonomía sobre los propios cuerpos y la dignidad humana, respetando el libre desarrollo de la personalidad, la privacidad y la búsqueda de bienestar, placer y salud integral, incluyendo los usos de cannabis y otras sustancias psicoactivas de origen vegetal o sintético”.

Por lo tanto, debería asegurar el “derecho fundamental al desarrollo de la personalidad, soberanía personal y bienestar”, incluyendo si eso signifique regular el uso de drogas que hasta ahora no lo están.

Las otras más populares

Sólo dos lograron ganarle a la cannabis. La iniciativa Nº 8.590, relacionada a Seguridad Social y sistema de pensiones “Con mi plata NO – Defiende tus ahorros- fue la más votada con 60.852 firmas. Según su página web, se definen como un movimiento ciudadano que busca que la constitución reconozca que los ahorros previsionales son de los trabajadores y que nadie se los puede quitar.

La Iniciativa Popular Nº 5.502 llegó a casi 48.000 votos y se convirtió en la segunda más preferida de quienes participaron del proceso. En específico, propone el “derecho a la propiedad privada. A que cada persona pueda administrar de manera libre y autónoma sus propiedades. Pueda elegir el lugar donde quiera vivir. Sin intervención del Estado”.

Además plantea que toda persona pueda “adquirir o vender cuantas propiedades desee, sin intervención del Estado. Vender, comprar, arrendar según sus necesidades libremente. Y elegir el lugar donde quiera vivir”. En ese sentido, menciona como situación ideal la de mantener las actuales condiciones respecto a la libertad sobre la propiedad privada. Sin embargo, agrega como idea la de mejorar el acceso a subsidios.

Tailandia se convierte en el primer país de Asia en no criminalizar la marihuana

0

Tailandia es el primer país de Asia en aprobar la despenalización de facto de la marihuana, aunque las autoridades han dejado una zona gris en torno a su uso recreativo. El ministro de Sanidad, Anutin Charnvirakul, anunció que la Junta de Control de Estupefacientes había aprobado la retirada del cannabis de la lista de drogas controladas del ministerio.

La supresión de la lista por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos del ministerio tendrá que ser firmada formalmente por el ministro de Sanidad y entrará en vigor en dos meses más, después de su publicación en el boletín oficial. Esta medida se produce después de que el mes pasado se eliminara el cannabis -especie de planta a la que pertenecen tanto la marihuana como el cáñamo- de la lista de drogas ilegales de la Ley de Estupefacientes de Tailandia.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad presentará esta semana al Parlamento un proyecto de ley independiente que ofrece detalles sobre el uso legal del cannabis, incluida su producción y uso comercial, y que incluye directrices sobre el uso recreativo.

El cannabis cultivado en casa debe utilizarse con fines médicos, como la medicina tradicional, según ha declarado anteriormente el jefe del organismo regulador de los alimentos y los medicamentos, Paisal Dankhum, y que habrá inspecciones aleatorias. La medida es el último paso en el plan de Tailandia para promover el cannabis como cultivo comercial. Alrededor de un tercio de su mano de obra trabaja en la agricultura, según el Banco Mundial. El año pasado, las empresas tailandesas de bebidas y cosméticos se apresuraron a lanzar productos con cáñamo y CBD, un compuesto que no vuela a los usuarios, después de que se aprobara su uso para bienes de consumo.

“Cannabis a la Constitución”: Activistas fumetas quieren que la marihuana quede en el nuevo texto

0

La iniciativa 45.286 de la plataforma de participación popular de la Convención Constituyente, sobre el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad, soberanía y bienestar personal, plasmaría en el articulado de la nueva constitución a la planta que todos amamos: la cannabis.

La propuesta de Activismo Cannábico Chile y que está representada por la diputada electa, Ana María Gazmuri, busca solucionar el problema de cientos de personas que viven discriminación, criminalización y falta de oportunidades espiritual y personalmente.

El Estado de Chile, a través de sus agentes, ejerce una vulneración sistemática hacia la dignidad esencial y soberanía personal de las personas que voluntariamente cultivan plantas y consumen sustancias enteógenas con fines legítimos, viendo transgredidos sus derechos fundamentales, como el derecho a la vida, a la libertad, a la seguridad e integridad de la persona”, dice el texto de la plataforma.

La norma está siendo respaldada por 43 organizaciones, movimientos, profesionales y empresas que participan activamente en la búsqueda del respeto a derechos fundamentales en torno al uso de sustancias con fines recreativos, terapéuticos y/o espirituales: “Llevamos años trabajando por visibilizar la extrema vulnerabilidad en que se encuentra esta inmensa comunidad, denunciando la insensata criminalización ejercida por el Estado“, concluye el texto.

El artículado propuesto contempla a la persona como un ser con mayor profundidad de lo que se tiene por su definición actual, tomando en cuenta la ciencia, cultura, experiencias y bienestar. Esa soberanía personal que te entrega autonomía sobre los propios cuerpos y su desarrollo, como también la privacidad y búsqueda de bienestar y placer, incluyendo el uso de cannabis y otras sustancias:

“El Estado reconoce como límite de sus facultades, atribuciones y poderes, la soberanía personal, la autonomía sobre los propios cuerpos y la dignidad humana, respetando el libre desarrollo de la personalidad, la privacidad y la búsqueda de bienestar, placer y salud integral, incluyendo los usos de cannabis y otras sustancias psicoactivas de origen vegetal o sintético”.

¿Cómo dar tu apoyo?

Las iniciativas populares de norma es el mecanismo mediante el cual una persona o grupo de personas puede presentar a la Convención Constitucional una propuesta de texto para ser incorporado en la nueva Constitución. Cada ciudadano, con su clave única o carnet de identidad, puede incluir su propuesta (1.219 publicadas hasta ahora) y entregar su apoyo hasta siete iniciativas distintas.

En la página principal se entregan todas las iniciativas separadas por temática: Sistema político, principios, ordenamiento, autonomía, derechos fundamentales y otros. Cada iniciativa necesita de 15 mil apoyos o firmas para poder ser tomada en cuenta por la Convención Constituyente.

Hasta ahora hay un sólo un puñado de iniciativas que superan el número de apoyos correspondientes, como la de un Banco Central Autónomo, asegurar un aborto libre, entre otros. En este caso, la propuesta “Cannabis a la Constitución, ahora: por el derecho al libre desarrollo de la personalidad, la soberanía personal y el bienestar” cuenta con sólo 20 apoyos. Pero las organizaciones recién hoy están viralizando la posibilidad de que la cannabis llegue a la Constitución, así que hay que estar atento.

El pasado domingo se dio inicio a la propuesta, pero ahora llegó el momento de votar.

Regular el cannabis podría mejorar nuestra protección social

0

Pareciera existir un acuerdo académico y social en que, para ser un aporte importante para aumentar la protección social y con ello disminuir las desigualdades existentes en Chile, es necesario ampliar las fuentes de ingreso permanentes que tiene el Estado.

De hecho, y sólo a modo de ejemplo, en una investigación realizada por Jorrat y Martner, proponen una serie de medidas para alcanzar aquello: Reforma al IVA, Reforma al impuesto a la renta, impuesto a los súper ricos y una reforma administrativa enfocada principalmente a reducir la evasión. Se estima que estas medidas, en conjunto, logren recaudar aproximadamente 7% del PIB.

Adicional a estas reformas, más que necesarias para converger a las tasas de carga tributaria similares de los países de la OCDE, y que son las que permiten financiar las políticas sociales, se deben considerar también nuevas fuentes de financiamiento. Una de estas nuevas fuentes se puede obtener de la regulación de la industria del cannabis en Chile, que tiene el potencial de la industria del vino chileno; se estima que una regulación integral puede llegar a recaudar entre 0,3 y 0,8% del PIB.

Para dimensionar, estos niveles son similares a lo que se recauda hoy en día en impuestos a las bebidas y bienes suntuarios, o a los cigarrillos (0,22 y 0,51 en 2018 respectivamente), según información pública en Dipres.

Este tipo de impuesto a la industria del cannabis tiene un triple propósito. Por un lado, es correctivo dado que compensa la caída en el precio del producto en el marco de una regulación, evitando así aumentos significativos en la demanda al mantener un precio alto (y competitivo con respecto al mercado ilícito). Y por otro lado, es altamente recaudador, debido a la alta inelasticidad con la que cuenta este tipo de productos. Por último, es distributivo entendiendo que hoy es un producto transado completamente en el mercado ilegal, por lo que parte importante de esos recursos pasarían al Estado.

La regulación en sí misma tiene otros impactos en el presupuesto fiscal en términos de la reasignación de recursos. Por ejemplo, los gastos que conlleva la persecución y la consecuente criminalización de usuarios tanto en términos económicos (policías, sistema judicial y el costo de oportunidad de todo el sistema), como sociales (encarcelamiento, inserción laboral, estigma social) son una carga considerable para el Estado.

Este tipo de impuesto no es novedad. No solo por su utilización en otras industrias “similares” como el alcohol, el tabaco, bebidas azucaradas o los juegos de azar. Estos ya se vienen implementando hace años en varios estados de Estados Unidos (Colorado, California, Washington y Oregón son los más experimentados), y también en Canadá (2018).

Ambos países tienen tasas de consumo de cannabis similares a las de Chile (UNODC, 2018). La experiencia de estos países en esta materia ha demostrado que los usuarios prefieren un mercado regulado y con impuestos por sobre un mercado ilegal. En otras palabras, los usuarios valoran acceder al cannabis (flor y productos derivados) en el mercado formal, aunque exista un impuesto que eleve el precio de estos productos.

En el caso de Canadá, la proporción del mercado ilícito ha disminuido fuertemente tras la legalización en 2018. A pesar de que existe una notoria diferencia en el precio, en 2020 la participación del comercio legal de cannabis llegó a 46%, pasando de un 29% del primer año.

Parte importante de estos recursos han sido utilizados en lo siguiente: Aumento del presupuesto público en educación (construcción de escuelas, programas de prevención en consumo de drogas), infraestructura en salud (equipamientos y salas de atención a pacientes). Pero no todo es más ingresos, la regulación también se ha traducido en menor gasto del Estado asociado al tratamiento de pacientes con problemas mentales. Además de las ya mencionadas reasignaciones económicas y sociales.

Lamentablemente, cuando se habla de “legalizar la marihuana” en Chile, la discusión se ha centrado en los daños y costos del consumo, pero poco se ha hablado del potencial de la industria junto con los beneficios que esta traería a la economía nacional o las vidas que se pueden mejorar. Una regulación integral considera una serie de medidas que permiten alinear los criterios de protección de la Salud pública, los derechos fundamentales de los ciudadanos/ciudadanas, y el desarrollo de una industria, cuyo potencial económico promete ser gigantesco.


Mijail Villagra es Ingeniero Comercial, mención Economía y Master International in Development Economics en la Universidad de Ciencias Aplicadas (HTW) de Berlin. Es Director de estudios de Fundación Eutopia. Además está terminando el Magíster en Análisis Económico de la Universidad de Chile.

Síguenos en

2,100FansMe gusta
654SeguidoresSeguir
412SeguidoresSeguir
Publicidad

Popular

También te podría interesar...

La Ley de Drogas en Chile afecta más a las mujeres

El 44% de las mujeres reclusas en cárceles chilenas cumple tiempo...

0
La mayor parte de las mujeres apresadas en Chile lo hace por la Ley de Drogas. Así lo asegura información de Gendarmería a la que LMJ tuvo acceso a través de transparencia.