El decomiso de mota más grande del mundo era cáñamo industrial que no te volaba

En España aseguraban el fin de semana pasado que habían incautado 32 toneladas de marihuana, pero resultó ser para uso industrial y legal. Francisco Gómez, el gerente de la empresa a la que se ha incautado el material, E-Canna Farming, salió a defender su producto.

Comparte esta nota ->

“Incautan en España el mayor alijo de marihuana a nivel internacional: 32 toneladas de cogollos envasados”, decía el titular del periódico El Mundo, del ala más conservadora del país ibérico. Y es que hasta ese entonces, nunca se había incautado esa cantidad de hierba en ningún lado del mundo. Una operación -de nombre Jardines- que apuntaba a inscribirse en parte de la historia de la fallida guerra contra las drogas, eso hasta que se dieron cuenta que no era cannabis para volarse.

Esto es cáñamo industrial, no es droga ni marihuana ni coloca. Somos una empresa humilde y familiar, aquí trabaja la gente del pueblo, y han tropezado con una compañía muy profesional por nuestra trazabilidad industrial. Es inconcebible que me acusen de almacenar 32 toneladas de marihuana y la empresa siga abierta“, ha explicado Francisco Gómez, dueño de E-Canna Farming, en declaraciones a EL ESPAÑOL.

La operación empezó con una inspección de la Guardia Civil en varias plantaciones de cáñamo industrial situadas en Villacañas, Toledo. los agentes afirmaron descubrir que los principales investigados poseían una empresa con la que adquirían las semillas y una segunda que las transportaba y sembraba. El entramado incluía una tercera compañía que se encargaba del cuidado, mantenimiento, recolecta y secado de los ejemplares.

En esa supuesta red detuvieron a veinte personas, nueve hombres y once mujeres con edades entre los 20 y 59 años. Todos ellos están acusados de formar parte de una organización que tenía sedes, además de Toledo y Valencia, en Ciudad Real y Asturias. Mediante esta estructura controlaban todo el proceso de producción y distribución internacional de la droga, como destacó el comunicado de la Guardia Civil.

Sin embargo, nada de esto sería así. La empresa de Gómez es la quien produce y vende la cannabis incautada trabaja en el cáñamo industrial por años. Acusan de un “error conceptual” que podría desmontar la investigación. Según el gerente de E-Canna Farming, “hemos demostrado que esto no es marihuana y hay más 1.000 agricultores afectados por la confusión que genera el producto“.

Su modelo de negocio se basa en el de las cooperativas. La empresa trabaja con agricultores que plantan el producto y ellos lo procesan y envasan. A partir de ahí, el material se envía a distintos laboratorios para la elaboración de cremas, aceites y otros productos cosméticos o textiles. “No han revisado ninguna documentación. Nosotros lo trazamos todo, es nuestra especialidad, y te puedo asegurar que de mi planta no sale un gramo de producto si antes no se comunica a la Guardia Civil de la zona“.

La firma mantiene la única planta de procesado de CBD (el compuesto no psicoactivo del cánnabis) en Quatretonda, un municipio de 2.146 habitantes de la comarca de la Vall d’Albaida. En su página web, la empresa ofrece hasta 20 lotes de flor de CBD, además de servicios como asesoramiento técnico de proyectos de cultivo de cáñamo industrial e incluso asesoría legal.

Mercado CBD

El mercado del CBD se ha ido expandiendo en España en una suerte de limbo jurídico. Mientras que la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha avalado la venta de CBD, la Fiscalía Especial Antidroga considera que cualquier cogollo, independientemente de la proporción de THC (Tetrahidrocannabinol, el principio activo de la planta que es psicoactivo) es un estupefaciente, con la excepción de aquellas plantaciones autorizadas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

El fallo del TJUE propició que un juez, en una sentencia pionera, absolviera al propietario de una tienda de CBD en Sagunt (Valencia) al considerar que los cogollos de CBD que vendía tenían un porcentaje de THC por debajo del 0,2%, el umbral por encima del cual la sustancia se considera ilegal. En otra sentencia más reciente, la Audiencia Provincial de Alicante tumbó una causa contra una tienda de CBD en Alicante al considerar que la jurisprudencia europea avala su comercialización.

A pesar del limbo jurídico, las tiendas de CBD han florecido como setas en las principales ciudades españolas. Otro terreno más complejo es el estadio intermedio de procesado del cogollo entre el cultivo inicial de flor de CBD por parte del agricultor y la distribución final. Y ese vacío lo cubrió en España el empresario Francisco Gómez con su planta en Quatretonda: “Procesamos, manicuramos y envasamos, todos nuestros clientes están en el extranjero”, explica el hombre.

Gómez fue detenido en Valencia y más tarde conducido a las dependencias de la Guardia Civil en Toledo: “Me sentí secuestrado“. Más tarde, fue puesto a disposición de una jueza de Almagro, y quedó en libertad provisional con la condición de que aporte toda la documentación relativa a la actividad de su empresa en las próximas horas. 

El propietario de E-Canna Farming espera que con las pruebas que aportará se acabe pronto “esta pesadilla”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Únete a la comunidad, para recibir las noticias más importantes, eventos y concursos del mundo de la cannabis.

Te suscribiste exitosamente a LMJ.

¡oops! Hay un error.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...

¿Cómo limpiar tu bong y pipa?

0
Todos hemos estado allí, viendo tu pipa de cristal oscura y lejos de ser inodora. Además, cada golpe rasca la garganta. Es hora de una gran limpieza. ¡Tus pulmones te lo agradecerán!