¿Se ‘echa a perder’ la cannabis? ¿Cuánto tiempo dura? Y esas dudas existenciales

Tampoco es que suceda a menudo, pero en algún momento de abril la mayoría de los fumadores de hierba se preguntan, ¿cuánto dura la hierba? ¿Se vence?

Comparte esta nota ->

No existe fumeta que no se encuentra un cogollo en una parca, guardada desde hace ya una temporada. O ese resto que quedó en la bolsa de las hojas ¿Podré consumirlo? La marihuana en todas sus etapas es una planta fuerte. De esas carne de perro. Y bajo condiciones ideales de almacenamiento, puede permanecer relativamente fresca por un tiempo sorprendentemente largo… muchos años.

Si ha sido correctamente cosechada, secada, curada, y luego almacenada, usted puede esperar que su hierba se mantenga fresca por un período de seis meses a un año. Si ha hecho un trabajo excepcionalmente bueno en el almacenamiento de su capullo, y tiene un poco de suerte, puede ser capaz de estirar esa línea de tiempo en un par de años.

Un vendedor de marihuana de California confidenció a LMJ que puede tener productos de hasta dos años, unas verdaderas piedras de marihuana que al molerse expelen un aroma mil veces más fuerte al igual que su fumada. Sin embargo, eso es en un ambiente pensado para ese tipo de conservación.

Pero para la mayoría de los fumadores de hierba, las condiciones son menos que ideales. En ausencia de contenedores de almacenamiento con humedad controlada, y suponiendo que su hierba se encuentre con algún grado de luz y la temperatura pueda ser menos que perfecta, no espere obtener un año completo de su hierba debajo de un colchón o en el armario.

Entonces, ¿cuánto tiempo dura la hierba? En general, trate de consumir toda su hierba dentro de los seis meses de haberla cosechado.

¿Qué le pasa con el tiempo?

Esencialmente, todos los químicos que hacen especial a la marihuana se descomponen. Con el tiempo, muchos de los cannabinoides y terpenos que se encuentran en la cannabis se descomponen lentamente y pierden potencia.

A medida que los terpenos se descomponen, tu brote pierde sabor y aroma. Como resultado, el viejo brote es relativamente insípido y carece de ese distintivo y agudo olor que se supone que tiene la hierba fresca. A veces, la hierba vieja termina teniendo un sabor áspero y desagradable. De cualquier manera, cuando los terpenos se hayan descompuesto, la hierba no sabrá ni olerá como se supone que debe hacerlo.

De manera similar, y probablemente más importante, los cannabinoides también se descomponen con el tiempo. El viejo y gastado capullo no será tan potente porque mucho del THC se habrá descompuesto y disipado. Por lo tanto, no te hará mal, pero tampoco te volará tanto.

Suscríbete a nuestro newsletter

Únete a la comunidad, para recibir las noticias más importantes, eventos y concursos del mundo de la cannabis.

Te suscribiste exitosamente a LMJ.

¡oops! Hay un error.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...