Aseguran que Fuerza Aérea gringa permitirá reaplicar a quienes den positivo de THC

Volar tendrá otro significado en EEUU. Una de las fuerzas militares más grandes del mundo le dará una segunda oportunidad a los postulantes rechazados por dar positivo en THC. La política viene a enfrentar una baja considerable en las postulaciones, especialmente por la legalización de la cannabis en algunos estados.

Comparte esta nota ->

Un portal de noticias especializado estadounidense asegura que por el contexto actual, en algunos Estados, la Fuerza Aérea y la Fuerza del Espacio (sí, como la serie) se vieron forzados a flexibilizar ciertos aspectos para sus aspirantes. Los futuros pilotos ahora no perderán la oportunidad de serlo si en el testeo de drogas sale positivo de THC. Te darán tiempo para que dejes de consumir y empiecen de cero con su política cero marihuana.

Claro, los militares tienen prohibido el consumo de cualquier tipo de droga. En Chile, por ejemplo, anualmente se hacen miles de pruebas de drogas a los militares. Y quienes dan positivo se les da otra oportunidad de igual forma. Una vez admitidos, los aviadores y los tutores deben cumplir la prohibición militar de consumir drogas. La política se aplica a los reclutas de la Fuerza Aérea y la Fuerza Espacial en servicio activo, la Reserva de la Fuerza Aérea y la Guardia Nacional Aérea.

El programa piloto de dos años finalizará en septiembre de 2024. De este modo, el Departamento de las Fuerzas Aéreas se alinea con el Ejército, la Armada y el Cuerpo de Marines, que ya cuentan con normas similares. Cuando termine la prueba, el Ejército del Aire analizará los resultados para decidir si el cambio de política es permanente.

Para obtener una exención, los solicitantes deben obtener al menos 50 puntos en la Prueba de Calificación de las Fuerzas Armadas, no tener condenas por delitos graves o menores, poseer un diploma de secundaria y estar médicamente cualificados para el servicio. También deben cumplir todas las demás normas de cualificación.

El contexto estadounidense

Las drogas como la marihuana que son legales a nivel estatal -pero no federal- plantean un enigma para las fuerzas armadas, que tienen poco control sobre las normas relacionadas con las sustancias ilegales. El Pentágono prohíbe a las tropas fumar, comer o consumir de cualquier otro modo marihuana y productos derivados de la misma, incluidos los que contienen THC o el compuesto calmante cannabidiol. Sin embargo, corresponde a los servicios decidir cómo tratar a los solicitantes que consumen esos productos antes de unirse al ejército.

Todos los estados, excepto 11, han legalizado la marihuana para uso médico y/o recreativo, ya que la industria sigue en auge. La hierba sigue siendo ilegal en Idaho, Indiana, Kansas, Kentucky, Nebraska, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Wisconsin y Wyoming.

Más de la mitad de los nuevos reclutas militares proceden de estados en los que la marihuana medicinal es legal, según afirmó el año pasado el grupo de expertos financiado por el gobierno federal Rand Corp. La investigación de Rand indica que los reclutas del Ejército con antecedentes de consumo de marihuana de bajo nivel rinden al mismo nivel que los demás soldados.

Suscríbete a nuestro newsletter

Únete a la comunidad, para recibir las noticias más importantes, eventos y concursos del mundo de la cannabis.

Te suscribiste exitosamente a LMJ.

¡oops! Hay un error.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...

¿Cómo limpiar tu bong y pipa?

0
Todos hemos estado allí, viendo tu pipa de cristal oscura y lejos de ser inodora. Además, cada golpe rasca la garganta. Es hora de una gran limpieza. ¡Tus pulmones te lo agradecerán!