Naoko Miki, fundadora de GZJ: “Según nuestro punto de vista no hay una línea divisoria entre el uso médico y el recreacional”

Aunque la legislación japonesa sanciona fuertemente el consumo de marihuana, el negocio de la cannabis está creciendo. ¿Cómo puede pasar esto? En esta entrevista con la directora de Japan Green Zone, Naoko Miki, nos explica cómo se vive la cannabis en la isla asiática.

0

A pesar del prohibicionismo, el cannabidiol o CBD (como es popularmente conocido) se ha instalado en la industria nipona y tanto locales como turistas pueden ir libremente a cafés y comer gomitas con esta sustancia. Muchos lo consumen en términos medicinales, aunque hay otros activistas que no ven la diferencia con el uso recreativo. LMJ conversó con Naoko Miki, fundadora de Green Zone Japan (GZJ), una ONG japonesa de defensa del cannabis, para esclarecer el escenario que se vive en la isla.

Lo primero que dice Miki es que hay que entender el contexto que se vive en Japón respecto las drogas en general. “Tan solo hablar de eso se considera tabú”, manifiesta una mujer cercana a los 30 años, mientras que dos jóvenes, aparentemente en sus tempranos 20, añaden: “se nos ha enseñado desde pequeños que todas las drogas, incluyendo la marihuana y la cocaína, podrían no ser solo dañinas para tu cuerpo, sino que te podrían arruinar la vida”. Esos son algunos de los testimonios que expone un sondeo realizado por Assian Boss Español, el medio independiente que busca acercar a Oriente con Occidente y que resultan ser una radiografía de lo que plantea la ley japonesa.

Miki está acostumbrada a cruzar la mitad del planeta varias veces al año, dividiendo su tiempo entre Seattle y Japón. el primer acercamiento con la cannabis fue en pleno cambio de milenio, cuando tradujo Love 101: To Love Oneself is the Begginning of a Lifelong Romance, de Peter McWilliams; al que ante una duda intentó contactarlo y le comunicaron que había muerto ahogado con su propio vómito.

McWilliams padecía cáncer y, aunque por esos días el uso medicinal de la marihuana estaba permitido por el estado California, no lo era por el Gobierno Federal, por eso, lo arrestaron y le quitaron lo que tenía en su poder, cuyo uso era para tratar las náuseas provocadas por la quimioterapia; el desenlace no tardó en llegar.

Después de lo que ocurrió con McWilliams, ¿tu interés por el campo cannábico fue inmediato?

Esa fue la primera vez que supe de la marihuana medicinal y la historia me sorprendió, pensé que no estaba bien. Seattle es un lugar muy liberal y no podía dejar de escuchar sobre el tema. Al mismo tiempo supe que habían pacientes con la enfermedad de Crohn en Japón que querían usar cannabis y aprendí que se podían beneficiar de ello.

¿Cómo podía una traductora de libros ayudar con la causa?

Decidí comenzar a decir que la marihuana es segura. Después de una campaña que hizo Colorado, en la que se comparaba la marihuana con el alcohol y se demostraba que la marihuana es más segura, mientras que el alcohol es legal y la cannabis no; conocí unos pocos activistas en Japón y muchos otros en Seattle. Empecé a asistir al Seattle Hempfest, que es el festival cannábico más importante de Estados Unidos, y comencé a traducir información al japonés.

En Japón la cannabis está prohibida, pero no el CBD. ¿Cómo opera la legislación nipona?

Es estrictamente prohibitiva, no hay acceso al estudio de la planta. Hay una ley que se llama Cannabis Control Act, de 1948, decretada después que Japón perdiese en la Segunda Guerra Mundial, por lo que el gobierno norteamericano nos obligó a prohibirla. Desde entonces, la cannabis ha sido estrictamente controlada y no hay acceso.

Entonces, ¿cómo se explica el funcionamiento de Green Zone Japan y algunos comercios que venden CBD en distintos formatos?

La cannabis sativa está prohibida excepto en las semillas maduradas, si el cáñamo está bien procesado y manufacturado, entonces puede ser importada legalmente. Hay un mercado para el CBD y también educamos sobre ello, tratamos que la gente sepa que no es solo una suerte de ‘otra Vitamina C’, sino que es uno de los cannabinoides y que es la maceta de una gran foto sobre la cannabis medicinal.

¿Cuál es exactamente el propósito de GZJ?

Nosotros no vendemos ningún producto, es un sitio de educación, porque la información que es sólida con bases científicas es limitada en Japón. Comenzamos traduciendo y trayendo la información precisa desde el otro lado del océano para los japoneses, eso es lo que hacemos principalmente; nos enfocamos en el uso medicinal. Trajimos a médicos expertos en el tema, como Ethan Russo y Donald Abrams para exponerle a los médicos locales, porque ellos son autoridades. Creo que era una buena oportunidad para llegar a los doctores de aquí.

 ¿Cuántas personas componen GZJ?

Aparecen cinco nombres en nuestra web, pero la verdad es que somos dos: mi colega, el doctor Yuji Masataka, y yo. Nosotros hacemos todo.

¿Cuál es la postura de la organización sobre la cannabis recreativa?

Green Zone Japan no tiene nada en contra de la “cannabis recreacional”, porque según nuestro punto de vista no hay una línea divisoria entre el uso médico y el recreacional; si estás usando marihuana para relajarte después de un día ocupado para sentirte mejor, ¿es recreativo o médico? No puedes separar ambas cosas. Nos gustaría que fuese todo legal, pero creo que nuestra mejor opción para cambiar la percepción de la gente es abarcar el tema desde el ángulo medicinal.

¿Crees que puede haber un giro en el futuro próximo, tanto en la legislación como la sociedad japonesa, en lo que respecta este tema?

Es lo que quiero, pero si soy honesta, no soy tan optimista. Las cosas han cambiado paulatinamente, tratamos de preparar a la gente para el día en que la cannabis medicinal sea legal. No sé qué tan rápido puede ocurrir, pero hay un número creciente de gente que está interesada en el CBD y el gobierno está mostrando pequeñas señales que reconsideran una reforma sobre el control de cannabis.

Publicidad
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments