Alemania en acuerdo para legalizar la marihuana

Los principales partidos políticos del país germánico, que son partes del nuevo gobierno, llegaron a un acuerdo para regular la cannabis, según Deutsche Welle.

0

Uno de los temas de las conversaciones de la coalición para formar un nuevo gobierno en Alemania es la legalización de los productos del cannabis. Los tres partidos -el Verde, Socialdemócrata y Liberal- están a favor de un sistema regulado de cultivo, comercio y venta.

Y es que la regulación de la marihuana fue un estandarte de lucha para el Partido Verde, quienes pusieron generar esta normativa como uno de las políticas no transables en la negociación para crear gobierno. Según sus planes, las tiendas con licencia podrán vender la sustancia psicoactiva. Los Verdes afirman que “la protección estricta de los jóvenes y los usuarios” sería el punto central de su legislación y esperan “tirar de la manta bajo el mercado negro”.

Los Liberales están a favor de la creación de tiendas con licencia. Su manifiesto destaca los beneficios para la salud, las ganancias fiscales y la reasignación de recursos policiales que crearía la legalización.

“Sólo la venta de cannabis en tiendas autorizadas garantiza el control de calidad y evita que se vendan sustancias contaminadas”, considera el partido liberal. Hasta 1.000 millones de euros de nuevos ingresos fiscales se invertirían en programas de prevención y adicción, afirman.

Los socialdemócratas de centro-izquierda también creen que hace tiempo que debería haberse reformado la postura prohibicionista de Alemania.

“La prohibición y la criminalización no han reducido el consumo, impiden una prevención eficaz de la adicción y consumen enormes recursos en la justicia y la policía”, afirma el manifiesto del partido.

No obstante, los Liberales es más cauto que los partidos más pequeños en sus planes de legalización. En un principio, les gustaría poner en marcha proyectos piloto acompañados de asesoramiento para los jóvenes.

La realidad actual en Alemania

La posesión de cannabis es actualmente ilegal en todo el país. Quienes son sorprendidos portando la sustancia pueden enfrentarse a una multa o a cinco años de cárcel.

Sin embargo, la justicia suele mirar hacia otro lado si te pillan portando pequeñas cantidades para uso personal. Sin embargo, esto no se aplicará si tienes una condena anterior.

La definición de consumo personal difiere de un estado a otro, siendo Berlín el que tiene las normas más liberales y Baviera la más estricta. Las personas sorprendidas en posesión de cannabis corren el riesgo de no poder solicitar el permiso de conducir o de que se les retire hasta que acudan a una evaluación psicológica.

La marihuana medicinal está disponible con receta médica desde 2017, aunque muchos médicos se muestran reacios a recetarla debido a los obstáculos que conlleva la compensación de los costes por parte de las aseguradoras médicas.

Los ejemplos internacionales

Uruguay y Canadá siempre son los ejemplos que se recalcan respecto a la legislación de marihuana. Dos modelos distintos, pero que van en una misma dirección para dejar la criminalización de la cannabis, sus consumidores y productores.

A modo de ejemplo, cuando se legalizó el cannabis en Canadá con un modelo más liberal y comercial, muchos clientes estaban ansiosos por hacer la primera compra legal de marihuana. Hoy en día, la industria del cannabis legal en Canadá registra más de dos mil millones de euros en ventas anuales. El gobierno de ese país vigila de cerca el cultivo y las ventas.

Mientras tanto, en Uruguay la realidad es un poco distinta, porque es el Estado quien lleva adelante la producción y comercialización en el mercado. Sin embargo, también autoriza a privados a tener un cultivo medido según miembros o receta personal.

Publicidad
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments