Las universidades en Nueva York dicen no a la marihuana

Por ahora, los estudiantes de las universidades en Nueva York no verán un cambio en las políticas de drogas en estas instituciones tras la legalización en el Estado.

Mientras la marihuana sigue estando prohibida por el gobierno federal estadounidense, que la considera una droga ultra peligrosa de la Lista I, Estados como Nueva York están viendo su regulación interna respecto a la regulación del consumo de marihuana. Esto es lo que sucede con los campus universitarios, que siguen estando sujetos a los requisitos federales de la Ley de Escuelas y Comunidades Libres de Drogas y la Ley de Lugares de Trabajo Libres de Drogas, según el New York Post lo explica.

Las instituciones de educación superior no van a levantar las prohibiciones de la marihuana, ya que si lo hicieran, podrían perder la financiación federal. Por su parte, el portavoz de la City University of New York (CUNY), Frank Sobrino, señaló igualmente que “la ley federal restringe el uso de la marihuana en todos los campus universitarios”.

CUNY está “en proceso de examinar sus políticas existentes para asegurar el cumplimiento continuo de todas las leyes estatales y federales”, explica Sobrino al portal. Jason Ortiz, director ejecutivo de Students for a Sensible Drug Policy (Estudiantes por una Política de Drogas Sensible), comentó a The Post que las universidades estaban utilizando la Ley de Escuelas y Comunidades Libres de Drogas como excusa para seguir teniendo políticas punitivas”.

Aunque el uso recreativo del cannabis está legalizado en 17 estados de EE.UU., el Distrito de Columbia, las Islas Marianas del Norte y Guam, el uso y la posesión de cannabis es ilegal bajo la ley federal para cualquier propósito, por medio de la Ley de Sustancias Controladas de 1970.

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler (demócrata de Nueva York), reintrodujo el pasado viernes la Ley de Reinversión de la Oportunidad de la Marihuana y Expurgo de 2021.

Si se aprueba, la Ley MORE –que fue elaborada con un énfasis en el empoderamiento de los estados para promulgar sus propias políticas de cannabis eliminaría las penas por posesión de cannabis, borraría algunos antecedentes penales relacionados con el cannabis y establecería programas de equidad social.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí