Biden mantiene el bloqueo de la venta de hierba recreativa en Washington, DC

A pesar de la nueva esperanza, la administración Biden sigue decepcionando. Una cláusula en el presupuesto prohíbe a DC abrir dispensarios y gravar la hierba.

Lo volvió hacer. Cuando todos pensaba que podría existir un cambio, especialmente en la nación capital de Estados Unidos. Una cláusula que ha bloqueado efectivamente el cannabis recreativo durante años en Washington, DC, aparece en el presupuesto propuesto por el presidente Joe Biden para 2022, lo que podría mantener la hierba en un segundo plano una vez más.

A pesar de que los residentes de DC votaron a favor de la legalización de la posesión de marihuana recreativa en 2014, la medida ha estado en el limbo desde entonces, desbaratada por una cláusula en el proyecto de ley de asignaciones de DC introducida por primera vez por el representante Andy Harris (R-MD), que prohíbe al Distrito gastar sus fondos locales en la comercialización del cannabis recreativo, como los dispensarios. Y el presupuesto propuesto por Biden para 2022 incluye el lenguaje de la cláusula de nuevo.

Del. Eleanor Holmes Norton (D-DC) dijo en un comunicado que le resultaba difícil conciliar el apoyo de la administración Biden a la estadidad de DC con su presupuesto que impediría a DC comercializar el cannabis recreativo. “Con los demócratas controlando la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado, tenemos la mejor oportunidad en más de una década para promulgar un proyecto de ley de apropiaciones de DC que no contenga ninguna cláusula anti-estado”, dijo Norton.

Al preguntársele si el presidente tiene previsto eliminar el lenguaje del proyecto de presupuesto, un funcionario de la administración Biden dijo en un correo electrónico a The Verge que el presidente “sigue apoyando firmemente la condición de estado de DC, en virtud de la cual la gente de DC podría tomar decisiones políticas al igual que otros estados”.

DC ha tenido durante mucho tiempo un llamado “mercado gris” para la marihuana, con el cannabis medicinal legal, y el cannabis recreativo técnicamente legal, pero no puede ser gravado o regulado debido a la cláusula Harris. Los votantes de DC aprobaron por primera vez la marihuana medicinal en 1998, pero también fue bloqueada inicialmente, por la Enmienda Barr, legislación que el Congreso finalmente anuló en 2009.

Las promesas realizadas por su administración y las primeras impresiones que Kamala Harris dio sobre el tema, dio para que el público cannábico estadounidense se ilusionara. Sin embargo, al parecer, todavía falta para ello.

En febrero, la alcaldesa de DC, Muriel Bowser, propuso una ley para “crear un programa equitativo de cannabis para adultos” en DC, que impondría un impuesto del 17% sobre las ventas de cannabis. Pero es poco probable que entre en vigor si la cláusula se mantiene en el presupuesto propuesto por Biden para 2022.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.