La estafa más grande en la industria de la cannabis: El caso de JuicyFields

Cientos de miles de personas de todo el mundo habrían invertido en JuicyFields, una empresa que prometía poner en contacto a inversores en línea con granjas de cannabis. Pero ahora se sospecha que se trata de un esquema Ponzi.

Comparte esta nota ->

Los dos Lamborghinis eran imposibles de ignorar. Impresos con el logotipo de la empresa, la compañía JuicyFields los había aparcado frente a un hotel de Barcelona cuando la industria internacional del cannabis se reunió allí para una conferencia en marzo. El mensaje era claro: aquí es donde se hace el verdadero dinero.

JuicyFields, una empresa con sede original en Alemania pero que se trasladó a Ámsterdam a principios de este año, se promocionaba como un negocio que haría ricos a los inversores, denominados “e-growers”, poniendo sus ahorros en plantaciones legales de cannabis. Pero ahora, JuicyFields parece ser la mayor estafa de la industria del cannabis de todos los tiempos.

Desde mediados de julio, los inversores ya no pueden acceder a sus cuentas de cliente. Hasta 500.000 inversores -es el número que había en el último recuento, según JuicyFields- podrían estar afectados. El daño potencial podría oscilar entre decenas de millones y varios miles de millones de euros.

¿Has invertido dinero con JuicyFields o tienes información sobre este caso? Ponte en contacto con lamariajuana@proton.me.

JuicyFields tenía una gran presencia en el mundo de habla hispana. El bufete de abogados español Martínez-Bianco está representando a 1.400 personas que dicen haber perdido dinero debido a JuicyFields. Utilizó datos de la plataforma de criptoanálisis Etherscan para estimar que más de 4.605 billones de pesos chilenos (unos 4.000 millones de euros) pasaron por las criptocarteras de JuicyFields. Sólo en España, Martínez-Bianco estima que 28.000 personas se han visto afectadas, y se sospecha que algunos inversores han perdido un máximo de 180.000 euros (165 millones de pesos).

La empresa, entonces con sede en Berlín, se puso en marcha a principios de 2020 con su autodenominada “plataforma de cultivo masivo de cannabis”. El equipo de marketing de JuicyFields utilizó la aplicación de mensajería Telegram, pequeños sitios de noticias y foros en línea especializados en criptomonedas para difundir la noticia: la gente podría obtener participaciones financieras en granjas de cannabis haciendo inversiones de entre 46 mil pesos y 160 millones de pesos.

Para ello, tuvieron que crear una cuenta de usuario a través de la cual se realizarían todas las transacciones. Tres meses más tarde, se les dijo, después de cultivar, cosechar y vender el cannabis medicinal, se podían obtener rendimientos de hasta el 66%.

En la plataforma online de JuicyFields, los usuarios de Europa, África, Asia y América Latina no sólo podían ver crecer sus plantas, sino también su fortuna. En varios grupos de Telegram, la comunidad de JuicyFields informó de los beneficios que la empresa les había pagado, simplemente como transferencia bancaria o en forma de criptomoneda.

Esto continuó hasta el 11 de julio de este año, cuando los grupos de chat de Telegram se llenaron de mensajes preocupados de inversores que de repente ya no podían acceder a sus cuentas de JuicyFields. Casi al mismo tiempo, los empleados de JuicyFields anunciaron una huelga por los salarios impagados.

A medida que crecía la inquietud en torno a JuicyFields, la empresa -patrocinadora de la feria del cannabis de Berlín, “Mary Jane”, que tuvo lugar en la misma semana a mediados de julio- parecía retirarse al silencio. Los organizadores de JuiceFields se volvieron ilocalizables. Los canales de Facebook, Twitter e Instagram de la empresa ya no son accesibles, y en YouTube todo el contenido desapareció gradualmente.

¿Qué es lo que se dice?

Según los informes de los medios de comunicación, JuicyFields podría haber imitado un esquema Ponzi, al utilizar el dinero de los inversores para pagar a otros inversores con el fin de generar comentarios eufóricos de los clientes. Esto ayudó a la empresa a construir una imagen ganadora, que difundió enérgicamente, no solo con coches deportivos, sino también a través de las redes sociales y los influencers, la publicidad online y las ferias. El bullicio eclipsó algunas voces que ponían en duda los fantásticos anuncios de beneficios de JuicyFields. Sin embargo, había señales de alarma.

En mayo, la Comisión Nacional Financiera de España (CNMV) incluyó a JuicyFields en una lista de empresas no autorizadas para realizar actividades de inversión. Y la Autoridad Federal de Supervisión Financiera alemana (BaFin) había emitido una advertencia oficial sobre JuicyFields en marzo. En junio, prohibió a la empresa operar en Alemania porque JuicyFields había infringido la ley al no publicar la documentación financiera necesaria sobre sus ofertas de inversión. En ese momento, JuicyFields ya había trasladado su sede de Berlín a Ámsterdam.

A pesar de todo esto, el negocio aparentemente continuó. Como informan los periodistas de la emisora estatal alemana Deutsche Welle, pudieron seguir invirtiendo prácticamente en plantas de cáñamo incluso después de la prohibición en Alemania.

¿Existieron alguna vez estas plantas de cannabis? Los que saben la verdad, los jefes de JuicyField, han desaparecido del radar. El director general y fundador original de la empresa, el estadounidense Alan Glanse, que negó toda responsabilidad en la estafa de la salida, dimitió a principios de año. El sudafricano Willem van der Merwe, que figuraba como nuevo CEO, habría dimitido a mediados de julio.

Según una investigación de la revista financiera alemana Finanztest, la pista de los responsables de JuicyFields conducía a un holding suizo y a miembros de una familia aristocrática alemana. La publicación española El País Financiero descubrió que un grupo de tres hombres con pasaporte ruso estaba detrás de JuicyFields, una historia respaldada por Glanse, el antiguo director general.

La saga de JuicyFields se produce poco después de que Ruja Ignatova, una germano-búlgara, conocida como la Criptoqueen, fuera incluida en la lista de fugitivos más buscados por el FBI por haber despojado presuntamente a los inversores de 4.000 millones de dólares en una estafa de inversión en criptomonedas, OneCoin.

Ahora, la fiscalía de Berlín está investigando a Juicy Grow GmbH y a su director general. Según Finanztest, la Autoridad Federal de Supervisión Financiera alemana (BaFin) ha fijado una multa de 1 millón de euros contra Juicy Holdings B.V.

“Hay una gran demanda de legalización del cannabis y de inversiones en Europa”, dijo Charlotte Bowyer, jefa de asesoría de la consultora británica del sector del cannabis Hanway Associates. “Pero parte del problema es la falta de buena información. Muchos inversores no pueden distinguir una buena inversión en cannabis de una mala”.

“Las empresas públicas están muy reguladas en cuanto a lo que pueden y no pueden decir a los inversores poco expertos. Actualmente no hay muchas en las bolsas europeas que satisfagan esta demanda”.

Alemania está a punto de convertirse en uno de los mayores mercados de hierba legal del mundo después de que su nuevo gobierno anunciara el año pasado sus planes de legalizar el cannabis recreativo. En mayo, el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, anunció que el gobierno elaborará un proyecto de ley para finales de 2022, y se espera que se convierta en ley para finales de 2023.

Mientras tanto, se ha publicado un críptico comunicado en el sitio web de JuicyFields, juicyfields.io. En él se indica que, para solicitar el reembolso, los usuarios deben enviarles un vídeo selfie con su documento oficial de identidad. Esto, sin embargo, con sus evidentes riesgos, tiene el aire de ser una estafa en sí misma.

Related Posts

Algunas formas de consumir cannabis cuando se está enfermo, para el bienestar y la diversión

Una de las preguntas que más tienen los fumetas que no paran de chimenear es cómo seguir en esa senda cuando te resfrías. La combustión, sin duda alguna, no ayuda a que tu garganta se sienta mejor, pero hay fórmulas para mejorar eso. De hecho, hay cannabinoide que te pueden hacer sentir mejor.

Diputado Sáez reconoce consumo de marihuana y la ultra derecha se espanta

No sabemos si es por su virginidad mental o simplemente le gusta alegar por todo. El ex presidencial de la ultra derecha chilena, José Antonio Kast, fustigó a diputado de Revolución Democrática, Jaime Sáez, por reconocer su consumo de marihuana. Colegas de este último salieron a su defensa.

Illinois vendió más de 1.500 millones de dólares en hierba legal en 2021

En Estados Unidos ya están disfrutando de las bondades de la legalización de la cannabis. En Illinois, por ejemplo, aumentaron en un año el 50% de sus ventas. Adivinen cuánto benefició a los ingresos del gobierno federal gringo: 445 millones de dólares.

Denuncian exclusión en la industria de la cannabis medicinal en Colombia

Parece que todo estaba planeado para que las grandes empresas se ganaran el negocio de la cannabis en Colombia. Así lo denuncian comunidades campesinas, asociaciones y cultivadores del norte del Cauca.

Renuncia el coordinador de Seguridad Pública de Tarapacá por antecedentes de consumo de cannabis

Miguel Juárez Ponce, quien se desempeñaba como coordinador de seguridad al norte de Chile, renunció la semana pasada tras los antecedentes penales que se dieron a conocer por infracciones a la Ley de Drogas y por violencia intrafamiliar.

La industria de la cannabis llegaría a los 197.750 millones de dólares en EE.UU. para 2028

A través del crecimiento continuo del cannabis, un informe estima que el valor global de la industria alcanzará casi $ 200 mil millones de dólares en los próximos seis años.
Publicidadspot_img