¿Cuáles son las diferencias entre un vaporizador de convección o de conducción?

Los vaporizadores de hierba están de moda, pero no es llegar y comprar cualquiera. Más allá de la marca o modelo, hay dos procesos que pueden significar una buena o mala volada. Todo va a depender de lo que estés dispuesto dejar atrás.

Comparte esta nota ->

En esta nueva y valiente era de la marihuana medicinal y recreativa -o al menos con ojos más relajados-, muchas personas eligen ahora el cannabis en lugar de los medicamentos recetados para tratar el dolor, la ansiedad y otras dolencias. Otros, aunque quisieran, no lo hacen por la necesidad de fumar la hierba. Aunque existen diversas alternativas de consumo, una de las que ha tomado más popularidad es el vaporizador, enfrentándose así a piezas lujosas, caras y otras no tanto. ¿Cómo saber cuál es mejor o cuál no?

Todo dependerá de tu estilo de vida y nivel de consumo. ¿Cuándo consumes? ¿Cuánto consumes? ¿Por qué consumes? ¿En dónde? son preguntas claves para tomar tu propio tipo de alternativa de vaporizador para consumir. Si eres una persona que le gusta consumir en casa, quizás compartir y tienes un alto nivel de consumo, es probable que te guste más uno de convección. Si necesitas algo más portable, que resista durante un día de consumo medio, es probable que te sirva más uno de conducción.

La diferencia está en el método que se calienta la hiebra. Los vaporizadores de convección calientan la hierba o los concentrados indirectamente con una corriente de aire caliente forzada hasta que se libera el vapor con un tiraje directo. En cambio, los vaporizadores de conducción utilizan calor directo para vaporizar el material, sin un ventilador. Una superficie calentada, pero no una llama, toca realmente la hierba o el extracto para crear vapor que sale recién cuando aspiras.

La gracia de los vapirazadores es que la hierba no hace combustión, eso no sólo permite que se conserve gran parte del sabor del cogollo, también te elimina el factor de carbonización que entra a tus pulmones cuando se hace la combustión con fuego y todos los gases que vienen del encendedor o fuego a madera.

Los problemas de cada uno

Con la mayoría de los vaporizadores de convección, cargas la hierba en una cámara extraíble que se encuentra dentro o en la parte superior del dispositivo. Una vez que el vaporizador alcanza la temperatura deseada, colocas o insertas la cámara de hierba y dejas que se caliente durante aproximadamente un minuto antes de vaporizar. El siguiente paso depende del tipo de vaporizador de convección que utilices.

La mayoría de los vapeadores de convección siguen siendo modelos de sobremesa, y hay dos tipos principales de unidades: estilo globo y estilo látigo. Algunos tienen múltiples accesorios, por lo que se pueden utilizar de cualquier manera. Con un vaporizador de estilo globo, se conecta un globo a la cámara de hierba y se enciende el ventilador para forzar el aire caliente a través de la hierba. Esto crea vapor que llena el globo. Una vez lleno, se retira el globo, se apaga el vaporizador y se disfruta a gusto. Con un vaporizador de convección tipo látigo, no hay ventilador. En lugar de eso, respiras lentamente a través del látigo para que la fuerza de tus pulmones atraiga el aire caliente a través de la hierba, hacia arriba a través del tubo, y hacia tu boca.

Los vapos de conducción requieren que la hierba molida se empaque firmemente en una cámara de calentamiento integrada donde entra en contacto directo con la bobina de calentamiento. Con sólo pulsar un botón, la unidad alcanzará la temperatura establecida en cuestión de segundos, proporcionando una calada inmediata. Es un proceso mucho más rápido y sencillo en comparación con el vapeo por convección.

Sin embargo, la mayoría de los vaporizadores de conducción no calientan la hierba de manera uniforme. El material más cercano a la bobina se calienta más, liberando la mayoría de sus ingredientes activos inmediatamente, mientras que la hierba más alejada queda prácticamente intacta. Para evitar el desperdicio, tendrás que abrir la cámara varias veces durante una sesión para remover la hierba.

El típico vape de conducción es pequeño y portátil. Algunos modelos necesitan ser enchufados a la pared, pero la mayoría de las unidades más nuevas utilizan baterías recargables. La duración de la batería, en su mayor parte, está directamente relacionada con la calidad de construcción de la unidad. En otras palabras, se obtiene lo que se paga.

Como los vaporizadores de conducción son relativamente baratos, hay muchos modelos en el mercado. Algunos sólo tienen unos pocos ajustes de temperatura disponibles, pero algunas de las unidades de más alta tecnología ofrecen controles precisos que están a la par con los vaporizadores de convección, permitiéndote marcar la temperatura para dirigirte a cannabinoides y terpenos específicos.

Los vaporizadores de conducción estándar están diseñados para trabajar con hierbas secas o extractos, pero también hay unidades polivalentes que vienen con dos tipos de cámaras de vaporización dedicadas.

Nunca alcanzas la volada de combustión, pero…

Si bien, el vaporizador nunca te hará alcanzar una volada fuerte de bong o pito, sí te dará la posibilidad de quitarte lo nocivo que significa la combustión de estos. Las opciones y rangos de precios son varios, no te vamos a decir compra este u otro, pero sí te podemos decir que ya existe un estándar bastante bueno.

Tu decisión se debe basar en tu uso, estilo de vida y necesidades. Yo disfruto mucho de los volcanes de humo, pero no es algo que vayas a usar todos los días al despertar. Para eso, prefiero andar con uno de tamaño de una lapicera, que es discreto y me permite entrar a todos lugares.

¿Cuál de los dos prefieres? Coméntanos en la sección de comentarios.

Otras noticias

LMJ va por el apruebo ¿Qué creían?

Somos fumetas y buscamos mayor democracia, entendimiento y prosperidad. Es evidente que el proceso constituyente y su resultado nos entregan esos valores laicos, en un texto sólido y que ofrece una excelente ruta hacia el futuro. Aprobamos.

¿Cómo armar un caño perfecto? Cinco tips para tomar confianza con tus dedos

Es algo básica para todo fumeta, pero alcanzar la maestranza necesaria para enrolar un buen caño puede ser complejo para algunos. Aquí te damos algunos consejos que puedes seguir para armar tu porro perfecto.

Los beneficios del Crumble y cómo consumirlo

Shatter, cera, crumble y budder: el BHO (aceite proveniente del cogollo, por sus siglas en inglés) recibe muchos nombres y adopta muchas formas. Pero si hay algo claro es que ha cambiado para siempre la forma en que usamos el cannabis.

Algunas formas de consumir cannabis cuando se está enfermo, para el bienestar y la diversión

Una de las preguntas que más tienen los fumetas que no paran de chimenear es cómo seguir en esa senda cuando te resfrías. La combustión, sin duda alguna, no ayuda a que tu garganta se sienta mejor, pero hay fórmulas para mejorar eso. De hecho, hay cannabinoide que te pueden hacer sentir mejor.

Este es el mejor contenido sobre marihuana disponible en Netflix

Nos fumamos un blunt y terminamos categorizando documentales, comedios, peliculones y no tantos sobre marihuana en Netflix, HBO, Paramount, Star+ y Amazon.

Diputado Sáez reconoce consumo de marihuana y la ultra derecha se espanta

No sabemos si es por su virginidad mental o simplemente le gusta alegar por todo. El ex presidencial de la ultra derecha chilena, José Antonio Kast, fustigó a diputado de Revolución Democrática, Jaime Sáez, por reconocer su consumo de marihuana. Colegas de este último salieron a su defensa.
Publicidadspot_img