¿Cannabis para controlar el peso?

Es algo que para el consumidor común de cannabis sería imposible. El bajón o munchies que te golpea después de entrar en el mundo fumeta, en toda lógica, haría imposible bajar de peso. Bueno, en Estados Unidos piensan lo contrario.

0

En Estados Unidos la industria de la cannabis está en fuego. Eso no significa que todo lo que brilla es oro, especialmente con algunos productos que son bastante dudosos. Hoy son las “gomitas fit“, que tienen el aspecto de los comestibles de marihuana habituales: cuadrados anaranjados con una capa de azúcar, que se venden en un envase que es un cruce entre los colores brillantes de una bolsa de caramelos y la esterilidad de un frasco de analgésicos y que juran de güata que te ayudan a adelgazar.

Hoy en día, las promesas de los comercializadores de marihuana son múltiples: El cannabis puede ayudar a conciliar el sueño, con la libido, con la concentración o con la sociabilidad; puede empezar el día, terminarlo o prolongarlo. Ya más que una buena planta, es una planta milagrosa.

La empresa dice que los fabrica para que “te ayuden a interrumpir los hábitos alimentarios poco recomendables y te devolverán el control de tu dieta“. Pero la ciencia que hay detrás de estas nuevas gominolas es turbia. El producto de Wana Brands, una empresa de comestibles, sólo los diferencia un ingrediente: la tetrahidrocannabivarina (THCV), que podría ser la próxima gran novedad del cannabis. Este compuesto no parece tener efectos psicoactivos y algunos estudios han demostrado que el THCV puede tener un efecto sobre el apetito y la diabetes.

El cannabis se asocia desde hace mucho tiempo con el bajón, el munchie o antojos, por lo que resulta sorprendente que se venda una forma del mismo como ayuda para la dieta. Pero las gomitas Fit son menos anómalas de lo que parece. A medida que más estados han legalizado el cannabis, las empresas que lo venden han desarrollado una gama cada vez más amplia de productos, muchos de los cuales responden al deseo de superación de la sociedad moderna.

Según dice el New York Times, el material científico entregado por Wana afirman que los beneficios del producto para el control de peso están probados por un ensayo clínico de 2021 que fue encargado por su socio en la gominola, ECS Brands, y apoyado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés). Según el sitio web de Wana, “el ensayo clínico en humanos de 90 días, recientemente finalizado y apoyado por los NIH, descubrió que 100 de los 100 participantes en el estudio perdieron peso sin hacer ejercicio ni cambiar los valores de gasto calórico diario”. La hoja informativa de ECS Brands sobre el ensayo dice que se realizó bajo la dirección de la Clínica Mayo.

Sin embargo, la información recabada muestra que ni NIH como la Clínica Mayo tenían constancia del ensayo, ni está registrado en ClinicalTrials.gov. Arthur Jaffee, fundador y director ejecutivo de ECS Brands, insistió en que el NIH estaba implicado y calificó la discrepancia de “cuestión de papeleo”. “Confiamos plenamente en que todo lo que hicimos es exacto y verdadero”, dijo.

Los resultados del ensayo no han sido publicados en una revista científica ni revisados por pares.

“A pesar de la falta de ensayos controlados aleatorios, considerados el ‘estándar de oro’ para los productos farmacéuticos, hay una demanda muy fuerte de los consumidores de productos de cannabis que aprovechan los innumerables beneficios potenciales que la planta puede proporcionar”, escribió Mike Hennesy, el vicepresidente de innovación de Wana Brands, en un comunicado enviado por correo electrónico.

¿Marketing en un modelo capitalista de cannabis?

En la industria de la marihuana, “la ciencia está muy por detrás del marketing y el consumo público”, dijo Margaret Haney, directora del Laboratorio de Investigación del Cannabis y codirectora del Centro de Investigación del Uso de Sustancias del Centro Médico de la Universidad de Columbia. “Las empresas se han lanzado con todo tipo de afirmaciones”.

A medida que el mercado de la marihuana se expande -36 estados han legalizado la venta medicinal de la droga y 18 lo han hecho para la venta recreativa- las empresas están ideando nuevas formas de atraer a los clientes.

Mientras que antes fumar un porro significaba renunciar al control y realizar el equivalente psicológico de lanzar espaguetis a una pared, hoy la experiencia puede ser mucho más mesurada y, según muchas empresas de cannabis, incluso dirigida.

Dosist, en California, vende productos con nombres sencillos como “sleep”, “bliss”, “arouse” y “calm”.

La idea, según Anne-Marie Dacyshyn, presidenta de la empresa, es que el producto Dosist pueda ayudar al usuario a “funcionar a un nivel aún mejor”. “Son productos que le ayudan a rendir y a mantenerse activo y elevado en sus rutinas diarias”, dijo la Sra. Dacyshyn en una llamada de Zoom.

Publicidad
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments