Bongs PieceMaker: El punto medio entre no romperte los pulmones o tu parafernalia

Los bongs de silicona de PieceMaker son la mejor combinación entre precio, calidad y durabilidad. Especialmente para aquellos fumetas que tienden a botar todo.

Los volados, en su mayoría, no tenemos las mismas reacciones cuando estamos bajos los efectos del hermoso THC. Y en internet hay ejemplos claros de esto y uno los artículos que más sufren son los artículos de cristal o vidrio que usamos para fumar. Este frágil material es perfecto para conducir la combustión de la hierba por varias razones, principalmente por su disipación y resistencia. Pero la opción entregada por PieceMaker no queda atrás en estos aspectos, a través de un material resistente a casi todo imprevisto.

Dependiendo del tamaño del bong que eligas, tendrás más espacio para el agua. Los tamaños van desde los 10 a los 55 centímetros y se componen en cuatro piezas: El cuerpo del bong, el steam, una rejilla de metal y una tapa del steam. Y sí, se puede ir comprando los accesorios uno por uno, una vez que se vayan gastando con el uso y el tiempo.

Si bien su necesidad y uso va a depender de cada usuario, PieceMaker entrega una amplia gama de productos que permiten satisfacer gran parte de los requisitos para cada instancia de tu vida. Eso sí, te digo desde ya que un bong con poca agua no puede ser llamado un bong.

Y me refiero específicamente sobre las pipas de agua, que muchas veces se confunden con bongs, y cuya performance no es equiparable. Entonces, es un hecho claro de la causa que las versiones más pequeñas como Kwack, Klutch y Kolt, entre otros están hechos para movilidad, pero no para un buen hitazo.

Las mejores versiones de estos bongs son sus versiones Kermit, Kali, Kirby y Kahuna, tanto por su capacidad de agua y estabilidad en donde lo posiciones. Estos, eso sí, están hechos para dejarlos en tu pieza o sala de estar. Su tamaño impide su movilidad de manera disimulada.

El material si bien no es cristal, tiene un rendimiento similar a este. La silicona ya está muy probada en su capacidad para resistir frío, calor y combustión. Aunque se termina rompiendo en los puntos donde se quema, puede durar fácilmente 6 a 12 meses sin necesitar un repuesto del steam.

Se limpian relativamente fácil. Aquí puedes leer una guía de cómo hacerlo con materiales que puedes encontrar en el supermercado, farmacia o ferretería. Gran variedad de disponibilidad. Igual que sus repuestos, donde gran parte de las tiendas del país tienen en stock.

Publicidad