Una niña de 6 años sufre una sobredosis de THC por comestible

La pequeña consumió 50 mg de THC -la sustancia responsable de la mayor parte de los efectos de la marihuana- tras encontrarla en una cómoda.

La hija de Morgan McCoy, de 6 años, consumió 50 mg de THC -lo que te hace volar- tras encontrarla en una cómoda. Se suponía que estaba bajo el cuidado de su padre en una reunión en la piscina mientras visitaba a unos familiares. Cuando fue a buscar su ropa a la pieza encontró el paquete de colores brillantes de “gominolas con infusión de cannabis”.

Las gominolas pertenecían a un amigo de los suegros que se alojaba en la habitación donde la niña suele estar durante las visitas. El amigo, que era uno de los 30 ó 40 amigos que estaban de visita ese fin de semana, había puesto las gominolas en una cómoda entre algunas prendas.

McCoy, que había estado visitando a su hermana en ese momento, volvió a la casa, donde nada parecía fuera de lo normal durante varias horas. Entonces, uno de los padres le dijo que su hija podría haber comido una gominola de THC. McCoy fue inmediatamente a buscar a su hija y la encontró tumbada con los ojos cerrados. McCoy la levantó y la tumbó en un sofá, y la niña “se puso en posición de firmes como si se estuviera cayendo”, dijo.

Después de llamar al 911, la niña comenzó a convulsionar, dijo su madre. “La agarré y salí corriendo a la calle y me dediqué a esperar a que llegara la ambulancia, llorando incontroladamente y clamando a Dios”, dijo McCoy.

La niña y sus padres pasaron una tensa noche en el hospital durante la cual las “respiraciones por minuto de la niña bajaban a un solo dígito en algunos momentos”, dijo McCoy, añadiendo que “su ritmo cardíaco se disparaba a niveles alarmantes en otros”. “Estuve despierta toda la noche con mi marido vigilando esas máquinas”, dijo McCoy. “Fue uno de los momentos más aterradores de mi vida y no quiero que otro padre pase por eso”.

Los problemas con los comestibles

Dijo que ha llamado a los líderes locales, estatales y nacionales en un esfuerzo por evitar lo que ella llama “empresas que apuntan a nuestros niños con lo que pueden ser dosis mortales de THC”. De hecho, no es primera vez que pasa un accidente así desde que se han popularizado estas gomitas. Un estudio de este mes mostraba que “el riesgo accidental” de consumir este tipo de productos es muy alto. A veces cosas tan simples como el empaque sirve para prevenir.

McCoy proporcionó otro ejemplo de cómo se envasa el THC:

Además de regular la forma en que se comercializa el THC, McCoy está a favor de la legalización, la regulación y los impuestos de la marihuana. En caso de que te preguntes si es posible tener una “sobredosis” de marihuana, los CDC dicen lo siguiente: “una sobredosis mortal es poco probable, pero eso no significa que la marihuana sea inofensiva”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.