La necesidad de regular: La mitad de la cannabis circulando en Madrid no es consumible

Un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid, la Alfonso X El Sabio, la Universidad de Extremadura y la Fundación CANNA muestra que hay cepas no aptas para el consumo en las calles de Madrid, España. La regulación se hace cada vez más urgente.

Al menos el 50% de la marihuana que es adquirida en las calles de Madrid no es apta para el consumo. Esa es la conclusión a la que ha llegado el estudio realizado por el farmacéutico y Doctor en Ciencias de la Salud, Manuel Pérez Moreno, en colaboración con la Universidad Complutense de Madrid, la Alfonso X El Sabio, la Universidad de Extremadura y la Fundación CANNA. El estudio se hizo con 40 muestras conseguidas en los 21 distritos de la capital de España, donde 18 de los 21 resultaron tener cierto grado de contaminación fúngica.

El consumo de esta marihuana, además de ser un fraude para el consumidor, puede llegar a ser un serio problema de Salud Pública, tanto en personas sanas como en personas con patologías previas, advierte Pérez Moreno.

Todo indica que la mayoría de las muestras se cultivaron en un ambiente sucio, contaminado, poco ventilado y en unas condiciones de humedad y temperatura no adecuadas. Según el informe, esto hace pensar que el personal encargado del cultivo, recolección, secado y envasado de la especie vegetal analizada, carece de los conocimientos necesarios para cultivar o elaborar un producto destinado al consumo humano.

¿Es algo nuevo?

Estos problemas de producción no son nuevos. Como todo vegetal y fruta, existe la posibilidad de que suceda algo así. De hecho, hace unos días, el Estado de Nevada dio la alerta sobre marihuana que venía contaminada con hongos. Es por ello que la regulación de la producción, venta y consumo es necesario, para generar conciencia sobre la calidad de los productos consumidos.

El género fúngico predominante fue Penicillium, que apareció en el 35% de las muestras “de una forma desproporcionada”. La exposición prolongada a este hongo, o bien, el consumo en elevadas proporciones, son capaces de provocar reacciones de hipersensibilidad y de producir neumonías, situación aún más frecuente en pacientes inmunodeprimidos, prosigue el estudio. El siguiente genero fúngico aparecido en las muestras fue Mucor, que apareció en el 32,5% de las muestras analizadas. Como el hongo anterior, es frecuente y habitual en la naturaleza y se desarrolla muy bien en especies vegetales si tiene la humedad suficiente, lo que apunta a que el proceso de secado de la planta no se realizó de forma adecuada, o bien que las muestras se envasaron antes de estar bien secas provocando el proceso de podredumbre de la especie vegetal.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.