EEUU ya no podrá hacer lo que vemos en Narcos México

Aunque no lo crean, en México los agentes de la DEA, CIA y otras agencias gringas hacían lo que querían. Ahora deberán informar de sus actividades. ¿Letra muerta?

La Cámara de Diputados mexicana, con una amplia mayoría de 329 frente a 40 abstenciones y 98 votos en contra, aprobó la reforma de la Ley de Seguridad Nacional. Gracias a esta controvertida norma se regulará y monitoreará los movimientos de los agentes extranjeros en suelo mexicano.

Uno de las transformaciones que se desea es que las “embajadas y misiones extranjeras acreditadas en el país deberán informar por conducto a la Secretaría de Relaciones Exteriores los hechos que tengan conocimiento para contribuir a preservar la Seguridad Nacional”. El presidente López Obrador pretende ampliar la soberanía de la seguridad integrando el control de la “estructura del Sistema de Seguridad Nacional respecto de los agentes extranjeros en territorio nacional”.

De nada sirvieron las palabras de William Barr, Secretario de Estado de EEUU, donde mostraba preocupación por “la legislación que actualmente se encuentra en el Congreso mexicano, lo que tendría el efecto de dificultar la cooperación entre nuestros países. Haría menos seguros a los ciudadanos de México y Estados Unidos. La aprobación de esta legislación sólo puede beneficiar a las violentas organizaciones criminales transnacionales y otros criminales que estamos combatiendo conjuntamente“.

Un cambio de parecer en la gestión de la seguridad nacional después del arresto y posterior liberación del coronel Cienfuegos. AMLO deberá lidiar durante, al menos, un mes con la Administración Trump y a partir del día 20 de diciembre -fecha de la toma de posesión del nuevo presidente- junto a Biden con el que todo apunta que dará primordial atención a las relaciones internacionales. La aquiescencia de esta ley ha coincidido en el tiempo con el envío y posterior lectura por parte de el mandatario mexicano en ‘las mañaneras’ de una misiva, en forma de felicitación, por la victoria de su homólogo estadounidense una vez ratificada la elección por el Colegio Electoral estadounidense. Al mismo tiempo, se acaba de nombrar al actual ministro de Educación, Esteban Moctezuma, como el nuevo embajador en Estados Unidos, en sustitución de Martha Bárcena que hace dos días renunció a su cargo diplomático.

Parece ser que López Obrador y los diputados de Morena den la vuelta a la famosa Doctrina Estrada, ley mexicana que rige la política exterior mediante los principios de «no intervención y la libre determinación de los pueblos». Y que reflejó en su carta dirigida al 46 presidente de los Estados Unidos. Además, la detención y posterior liberación de Cienfuegos por parte de miembros de la DEA creó un tira y afloja diplomático entre México y Estados Unidos. Según el secretario de Relaciones Exteriores el gobierno estadounidense quebrantó un acuerdo de 1992 que solicitaba que se notificara a México sobre la investigación al militar.

Sólo la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos posee once delegaciones distribuidas por México, no obstante, se desconoce el número de agentes extranjeros que tienen actividad en el país. Será el ministerio de Asuntos Exteriores el encargado de acreditar y velar por la circunscripción de cada representante extranjero de seguridad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí