El drama de los pacientes que usan cannabis tras el Brexit

Los pacientes británicos de marihuana medicinal han estado importando su medicina de los Países Bajos, pero Brexit les impedirá seguir haciéndolo. Muy bien Boris.

Photos taken at the #PeoplesMarch for a #PeoplesVote in London on Saturday 20th October 2018.

Docenas de familias británicas están a punto de perder el acceso legal al cannabis medicinal cuando el período de transición de Brexit termine la próxima semana. Esto porque el 1 de enero de 2021, el Reino Unido saldrá oficialmente de la Unión Europea (UE). Y ese mismo día, las farmacias europeas ya no podrán surtir recetas escritas por médicos en el Reino Unido. Esta decisión afectará seriamente a docenas de familias británicas que han estado importando legalmente marihuana medicinal de los Países Bajos.

El Ministerio del Interior del Reino Unido legalizó la marihuana medicinal en 2018, pero desde entonces sólo tres británicos han recibido recetas de marihuana medicinal en el sistema de salud pública del Reino Unido. Además de estos tres afortunados receptores, docenas de otras familias han podido usar aceites de cannabis para tratar a niños que sufren de epilepsia intratable – pero se han visto obligados a importar su medicina de los Países Bajos a un costo de hasta £2.000 ($2.664 de dólares) por mes.

Y a partir de la semana que viene, estas familias ni siquiera podrán hacer eso. El Departamento de Salud y Asistencia Social del Reino Unido (DHSC, por sus siglas en inglés) acaba de enviar una carta aconsejando a los médicos que empiecen a ofrecer a los pacientes alternativas a los productos de cannabis medicinal. “Dispensar aceite de cannabis terminado (productos Bedrocan) en los Países Bajos contra las recetas de los prescriptores del Reino Unido ya no es una opción a partir del 1 de enero de 2021”, explicó la agencia a The Independent.

Dos años después de legalizar la marihuana medicinal, Gran Bretaña apenas ha avanzado para permitir que los negocios locales cultiven cannabis para uso médico. Y ahora que los aceites de cannabis holandeses están fuera de la mesa, hay alrededor de 40 niños gravemente epilépticos que están a punto de perder el acceso a sus medicamentos. El DHSC señaló que hay medicinas alternativas disponibles para estos niños, pero la mayoría de estas familias ya han probado estas drogas tradicionales y las han encontrado menos efectivas y más riesgosas desde el punto de vista médico que el cannabis.

“Todos nos enfrentamos ahora a la grave posibilidad de que nuestros hijos no puedan acceder a la forma de cannabis medicinal que funciona en el nuevo año”, dijo Hannah Deacon, una madre cuya defensa de su hijo epiléptico ayudó a convencer al Reino Unido de que legalizara la marihuana medicinal en primer lugar.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí