Mujeres en la industria del cannabis: ¿Se repite la historia?

La naciente industria de la Cannabis tiene síntomas similares a las que llevan más tiempo en legalidad, aunque está a tiempo de dar vuelta.

En todos los sectores de la sociedad se están viviendo cambios que encaminan un buen futuro para la equidad de género y respeto a las minorías. Es un cambio que demora, a veces casi intencionalmente, pero que uno va viendo un aumento en la participación de la mujer en altos cargos. Sin embargo, la naciente industria de la Cannabis tiene síntomas similares, aunque está a tiempo de dar vuelta.

La industria de la marihuana ha demostrado estar lista para dar otro salto de crecimiento. Mientras las empresas se apresuran a aprovechar la tendencia de políticas públicas en algunos países, pero no sólo en términos comerciales, también para asegurar la diversidad entre los líderes al incluir más mujeres ejecutivas o personas de minorías.

El abogado David Feldman, socio de Hiller PC y líder de la industria de la marihuana compartió su punto de vista a The Fresh Toast: “El primer grupo activo de redes de contactos fue Women Grow, que también da la bienvenida a los hombres a sus eventos. Desde el principio se vio que la vida en la cannabis iba a ser refrescantemente diferente de muchas otras industrias (incluida la de Wall Street) con las que he estado involucrada, debido al importante, dedicado y destacado papel de las mujeres en el espacio.

Se estimó que el 37% de los puestos de nivel superior en estas empresas están ocupados por mujeres, en comparación con el 21% general de todas las empresas de los Estados Unido(…)Algunos sienten que esto se debe en parte al favoritismo histórico entre los inversionistas hacia las empresas dirigidas por hombres, y al hecho de que han entrado más hombres de fuera de la industria. Es desafortunado que tan pocos CEOs de las grandes empresas en el espacio sean mujeres, todos esperamos que el equilibrio pueda ser mejorado”.

Deborah Johnson, que acaba de unirse a la empresa de capital privado Keneh Ventures en el área de Relaciones con los Inversores, dijo que “hay muchas mujeres empresarias, pero que normalmente obtienen menos capital de riesgo o son pasadas por alto a la hora de ocupar un puesto en la junta directiva. Como resultado, tenemos esta cultura de hermanos que se volvió tóxica“.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí