Nueva Zelanda le dice no a la regulación de la marihuana

Por un estrecho margen, la ciudadanía del país de Oceanía decidió rechazar la idea de legalizar ampliamente la marihuana. Por su lado, aprobaron la eutanasia. Hasta ahora habría 1 millón 114 votos por el sí y 1 millón 281 por el no.

Fuerte revés tendría que enfrentar la comunidad cannábica en Nueva Zelanda. Esto tras los resultados preliminares anunciados el viernes por la comisión electoral, que muestran que sólo el 46,1% de los neozelandeses votó a favor de la legalización del cannabis, mientras que el 53,1% votó en contra, lo que significa que la legislación no procederá al parlamento.

Si bien los resultados finales estarán para el 6 de noviembre, cabe recalcar que los resultados del referéndum no incluyen casi medio millón de votos especiales, lo que significa que los resultados finales no se confirmarán hasta el 6 de noviembre. Esto ha hecho que los partidarios de la cannabis esperen que los votos especiales puedan inclinar el resultado, pero tendrían que ser un sí abrumador, un resultado que se considera escaso.

Por su lado, el 65,2% de los votantes elegibles marcaron “sí” a la legalización de la eutanasia, con un 33,8% marcando “no”. Durante años el apoyo a la eutanasia ha rondado la marca del 60-70% en las encuestas, con un amplio respaldo en todo el espectro político, desde la primera ministra Jacinda Ardern hasta la líder de la oposición Judith Collins.

La votación convierte a Nueva Zelanda en el séptimo país del mundo en legalizar la muerte asistida, y fue un “día trascendental” para el país, dijo la activista Mary Panko al Guardian.

¿Está todo perdido?

Si bien los resultados del referéndum sobre la eutanasia son vinculantes, la cuestión de la cannabis no lo es, lo que significa que, independientemente del resultado, el Gobierno todavía tendrá que debatir la cuestión y aprobar la política a través del Parlamento.

La Primera Ministra Jacinda Ardern se ha negado repetidamente a declarar su posición sobre el cannabis, pero dijo que revelaría su voto una vez que se hicieran públicos los resultados oficiales. Ardern dijo recientemente que ella ha usado cannabis “hace mucho tiempo”.

La ex primera ministra laborista, Helen Clark, dijo que la prohibición del cannabis “no funciona” y debe ser abandonada, una posición que comparten muchos de los principales profesionales de la salud pública.

El cannabis es la droga ilícita más comúnmente utilizada en Nueva Zelandia, y la última Encuesta de Salud de Nueva Zelandia reveló que el 15%, o 590.000 adultos neozelandeses, consumieron cannabis en los últimos 12 meses.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.