Piden regular de mejor forma a los laboratorios que certifican el porcentaje de THC en California

Comprar hierba en California es simple: entras a un dispensario, pero pocos consumidores leen la etiqueta y no saben realmente lo que compran. Y aunque lo leyeran, investigaciones han mostrado que algunas marcas inflan los porcentaje de THC.

Comparte esta nota ->

La vida puede ser más simple en un mundo donde la cannabis está regulada. No sólo porque se limita el acceso a menores de edad, también porque te da seguridad de lo que consumes. Claro, si todo esto es regulado y fiscalizado. Lamentablemente, el negocio ha permeado este modelo y los laboratorios encargados de medir los porcentajes de THC de la mota en Estados Unidos han sido foco de dudas por estar inflando los porcentajes del componente en algunos productos.

La industria ha puesto un foco intenso a esta medida, muchos aseguran hasta que ha sido incluso desproporcionada la atención del THC, en parte debido a la idea errónea de que la potencia está directamente relacionada con la calidad, sin tomar en cuenta otros aspectos como el papel de los terpenos y otros cannabinoides. La falta de conocimientos es normal en las nuevas industrias, pero no ocurre lo mismo en mercados de sustancias más maduros, como el del alcohol. La mayoría de la gente no se fija únicamente en el contenido de alcohol cuando compra una botella de vino. En su lugar, tienen en cuenta la variedad, la región, el perfil de sabor y, por supuesto, el precio.

El cannabis aún no ha llegado a ese punto y, desde luego, no ayuda que, en los mercados legales, los reguladores sólo exijan a las empresas que revelen los porcentajes de THC y CBD en los productos recreativos y medicinales. Esto, sin quererlo, reafirma la creencia de los consumidores de que el THC es el rey. Las investigaciones de mercado han mostrado que el precio de un producto, el porcentaje de THC y las recomendaciones de un “amigo que sabe” son los principales aspectos en los que se fijan los consumidores.

Foto de Terrance Barksdale.

Este enfoque en la potencia del THC ha incentivado a las empresas cannábicas (marcas, cultivadores, distribuidores) a jugar con el sistema, especialmente cuando la situación económica es difícil para los operadores legales. Si los consumidores siguen obsesionados con la potencia del THC, algunas empresas están dispuestas a engañar a los clientes porque pueden cobrar más. Los productos de cannabis con un alto contenido de THC se venden a un precio más alto, lo que ha animado a las empresas de cannabis con malos resultados a buscar laboratorios de análisis igualmente malos que estén dispuestos a utilizar mala ciencia o a cometer fraude para manipular los resultados. La industria se refiere a esta práctica como “lab shopping”.

Estas prácticas turbias han dado lugar a un problema sistémico de inflación de la potencia que es perjudicial para todos los implicados. La compra de laboratorios ha permitido a menudo que las peores marcas y laboratorios obtengan mejores resultados, mientras que las marcas de alta eficacia y los laboratorios que dan prioridad a la ciencia se han visto perjudicados. Esto crea un ciclo innecesario e inseguro de desinformación en el que el cliente corre peligro. Como resultado, la inflación de la potencia se ha extendido como un reguero de pólvora porque ha habido poca rendición de cuentas para los tramposos… hasta ahora.

Las esquinas del mercado regulado del cannabis funcionan ahora como un mercado ilícito. El fiscal general de California, Rob Bonta, anunció recientemente un programa de un año para erradicar el cultivo ilegal, pero el público también necesita que se aplique la ley en este asunto. Los legisladores californianos deberían instituir normativas que apoyen un sistema de validación de los resultados de laboratorio, exigiendo estudios comparativos bien diseñados y retiradas del mercado cuando los productos fallen. Además, todos los resultados de las pruebas de cannabis deberían hacerse públicos.

Estas medidas garantizarían la transparencia y la seguridad de los consumidores, y tendrían consecuencias para las empresas que hacen trampas.

Suscríbete a nuestro newsletter

Únete a la comunidad, para recibir las noticias más importantes, eventos y concursos del mundo de la cannabis.

Te suscribiste exitosamente a LMJ.

¡oops! Hay un error.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR...

¿Cómo limpiar tu bong y pipa?

0
Todos hemos estado allí, viendo tu pipa de cristal oscura y lejos de ser inodora. Además, cada golpe rasca la garganta. Es hora de una gran limpieza. ¡Tus pulmones te lo agradecerán!