‘Smoke Weed Everyday’, o cómo el hip-hop adoptó la cannabis

La conexión entre las drogas y la música no son nuevas. Pero esta historia no es sobre las glamorosas vidas del rock, si no de una cultura de discriminación.

A diferencia de cualquier rubro, quizás incluyendo el de actores, el mundo de la música no estigmatiza de sobremanera el consumo de drogas. En otros lados, el uso de drogas sigue siendo bastante mal visto, aunque existen ciertos géneros más afines a ciertas drogas. Así como el reggae, el hip hop lo hizo suyo con orgullo y llevó la cannabis a todos lados del mundo.

En la cultura del hip-hop, la marihuana se ha hecho en un lugar común, como la droga de referencia. Cuando la gente piensa en el consumo de drogas en la cultura del hip-hop, lo más probable es que su primera suposición sea la marihuana. La popularidad de la marihuana en el hip-hop tiene sus raíces en la naturaleza contracultural del hip-hop.

Existen estudios que han mostrado que estas distintas percepciones ante el consumo de drogas se debe a que, de manera intrínseca, a la gente que uno admira o quiere se le es más holgado en la tolerancia a sus actos. IgualEl hip-hop como género y subcultura tiene sus raíces en la rebelión, ya sea en forma de “F***uck Tha Police” de NWA o “Fight the Power” de Public Enemy.

Con los orígenes del hip-hop como cultura underground, no es de extrañar que ambas subculturas se crucen. La unión del hip-hop y la marihuana cambió la forma en que la sociedad la ve. Famosos como Snoop Dogg y Wiz Khalifa se han convertido en defensores de la legalización de la droga.

La marihuana es una parte fundamental de la identidad de algunos artistas. El nombre de Snoop Dogg es sinónimo de la cultura de la hierba debido a su bien documentado amor por la droga. Wiz Khalifa abrió una cadena de restaurantes centrada en la cultura porrera. Kid Cudi popularizó la idea del “porrero solitario” con su canción “Day-n-Nite”, que se convirtió en su identidad para su frustración.

Otras drogas

La marihuana es una rareza en cuanto a su percepción. El uso de la marihuana es favorable y aceptable en el hip-hop en comparación con otras sustancias en su mayor parte. La aceptación generalizada de la marihuana dentro del hip-hop contrasta con la segunda droga más discutida en la escena: la cocaína.

Los raperos suelen describir la cocaína como un medio para ganar dinero y no como una droga para consumir. Las canciones de los años 80, como “White Lines (Don’t Do It)”, criticaban la idea de consumir cocaína.

El contexto del sentimiento anticocaína es un resultado directo de la epidemia de crack que devastó las comunidades de las que proceden muchos raperos. Los artistas rara vez rapean sobre la cocaína de forma glamurosa. Canciones como “Nosetalgia” de Pusha T o “48” de Tyler, the Creator, se centran más en cómo la cocaína impactó negativamente en sus vidas.

La marihuana como tema en el hip-hop es mucho más casual que la cocaína. Las menciones a la marihuana no eran tan frecuentes hasta principios de los años 90. La creciente tendencia de las referencias a la marihuana coincide con el álbum de debut de Cypress Hill y “The Chronic” de Dr. Dre, que marcó la primera vez que la marihuana estaría en la vanguardia de la cultura del hip-hop.

Marcas de ropa como GFS iniciaron líneas de ropa en torno a la recién creada cultura porrera. En su punto álgido, la marihuana aparecía en el 45% de las canciones de hip-hop de los años 90.

La marihuana pasó de ser la droga elegida por los perdedores a ser la elegida por las superestrellas. Artistas como los Beastie Boys y De La Soul se convirtieron en los chicos del cartel de la marihuana. Con artistas como 2 Chainz iniciando negocios relacionados con la marihuana, está claro que la marihuana seguirá siendo la droga preferida del hip-hop.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.