Padre de paciente de cannabis medicinal sobreseído por unanimidad

Carlos Ramírez (38) fue absuelto del delito de cultivo de cannabis, luego que se acreditara el uso terapeútico de las plantas.

Fueron 14 plantas de marihuana que tenía Carlos Ramírez en el patio de su casa de La Florida y que lo dejaron con un mal rato que no podrá olvidar. El destino de su huerto era uno: Apalear algunos problemas de su hijo con TEA y Asperger, y su abuela postrada de 91 años de edad. Dos años después llegó la absolución de su caso. 

Este fallo, que ratifica la total inocencia de quienes cultivan para uso medicinal de su grupo familiar, es fruto de la gran labor de la Defensoría Penal Pública, representada en este caso por el abogado Andrés Vargas, quien citó también a declarar como testigo al Dr. Diego Cruz, médico de Fundación Daya y facultativo tratante de Brandon, el hijo de 16 años de edad. 

“Lo absolvieron porque se acreditó el uso medicinal, que Carlos cultivaba para el tratamiento de su hijo y la abuela de éste. Además fue por unanimidad. Para mi este fue un caso novedoso y emotivo. Primera vez que me tocaba defender a un usuario medicinal de cannabis. Se formó una virtuosa colaboración entre Fundación Daya y la DPP”, dice el abogado Andrés Vargas, defensor penal público.

La criminalización de esta familia, la viven muchas otras quienes han visto en problemas por delitos relacionados a la Ley de Drogas. comenzó con una denuncia anónima ante la Sección de Investigación Policial de la 36° Comisaría de La Florida. “Fuimos denunciados por mi vecina colindante, que son mis primas, a modo de venganza por una discusión familiar. Sabiendo que acá tenemos a nuestro hijo enfermo y nuestra abuela de 91 años postrada, y que en realidad es mi mamá porque ella me crió”, agrega Isabel, quien agradeció también el apoyo de Fundación Daya y Defensoría Penal Pública. 

Puedes leer el fallo completo aquí.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí