La UFC abre la puerta a la cannabis

La UFC acaba de cambiar su política antidopaje, incluidas modificaciones en la manipulación del cannabis y sus componentes cannabinoides naturales. Así se une a otros deportes que dejan atrás la condena de la marihuana.

Desde enero de 2021, los peleadores de la Ultimate Fighting Champions (UFC) ya no podrán ser descalificados por dopaje, pues la UFC ha legalizado el consumo de la marihuana. No obstante, pelear bajo los efectos de la cannabis será motivo de sanción, pero si algún peleador resulta positivo a carboxi-THC, componente adictivo de la cannabis, no deberá ser descalificado.

“Aunque queremos seguir impidiendo que los atletas compitan bajo la influencia de la marihuana, y hemos aprendido que los niveles urinarios de carboxi-THC son muy variables después de su uso fuera de la competición y tienen una correlación científica deficiente con el deterioro en la competición“, declaró Jeff Novitzky, Vicepresidente Superior de Salud y Rendimiento de los Atletas de la UFC.

“La conclusión es que en lo que respecta a la marihuana, nos preocupamos por lo que un atleta consumió el día de la pelea, no días o semanas antes de la pelea, lo cual ha sido a menudo el caso en nuestros casos históricos de THC positivo. Los atletas de la UFC seguirán estando sujetos a las normas sobre la marihuana en virtud de varios reglamentos de la Comisión Atlética, pero esperamos que esto sea el comienzo de un debate más amplio y de cambios sobre este tema con ese grupo”, confirmó Novitzky a través de un comunicado a La María Juana.

Como ejemplo de las complejidades para establecer el deterioro después del uso de la marihuana, un informe de julio de 2017 sobre la conducción de vehículos con marihuana desde el Departamento de Transporte de los EE.UU. al Congreso destacó las propiedades únicas del THC y el hecho de que, aunque los niveles en la sangre se utilizan tradicionalmente como medida del deterioro, no hay una correlación absoluta con el deterioro cognitivo. La investigación continúa para entender qué proceso de prueba de drogas más exacto y menos invasivo podría establecer el deterioro causado por la marihuana.

“El THC es liposoluble, lo que significa que una vez ingerido, se almacena en los tejidos y órganos grasos del cuerpo y puede ser liberado de nuevo en la circulación, y por consiguiente el carboxy-THC aparece en la orina, a veces mucho después de su ingestión. Por lo tanto, no es un marcador ideal en los atletas para indicar un deterioro en la competición”, dice Novitzky

Además, el UFC eliminó de la Lista de sustancias prohibidas del UFC todos los demás cannabinoides “fito” presentes en la planta de cannabis. Estos cannabinoides se encuentran a menudo en diversos productos del CDB utilizados ampliamente por los atletas de la UFC, y no existe ninguna prueba de que proporcionen una ventaja significativa en el rendimiento, los laboratorios no realizan pruebas de estos compuestos, ni tienen ninguna consecuencia para la salud y la seguridad de los atletas de la UFC que compiten.

Una tendencia global

La UFC es la última entidad deportiva que da este paso. Cada vez son más las ligas que se abren a esta posibilidad, especialmente con los avances en la regulación y los diversos estudios que han desmentido cientos de mitos detrás de la planta.

Ahora, de los 123 equipos de la MLB, la NBA, la NHL y la NFL, 50 juegan en estados o provincias donde la marihuana recreativa es legal (40,6%). Otros 51 equipos juegan en jurisdicciones donde la marihuana medicinal es legal (41,5%). Eso es el 82% de los equipos (101 de 123) que juegan en ciudades donde un jugador puede caminar por la calle, ir a un dispensario y comprar legalmente marihuana recreativa o medicinal, como si estuvieran comprando un paquete de seis cervezas.

Hunter Campbell, Director Comercial de la UFC, dijo en el mismo comunicado que “esta es la tercera modificación que hemos hecho a la Política Antidopaje de la UFC desde su lanzamiento en julio de 2015. Es otro ejemplo de que se trata de un documento vivo y respirable que seguirá evolucionando y adaptándose cuando la ciencia clara apoye los cambios que puedan proteger aún más a los atletas de la UFC que compiten en el Octágono”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí