¿Es un problema la legalización para el consumo de menores?

Legal o no, la educación es el mejor método para evitar que los jóvenes experimenten con drogas y terminen con problemas de abuso de sustancias más tarde en la vida.

Varios países se han movido recientemente una legalización de la marihuana de alguna forma o manera, lo que ha significado que más padres están preocupados de que su hijos puedan conseguir la droga más fácilmente. Y si bien, esta es una reacción perfectamente natural -después de todo, ninguna madre o padre quiere pensar que las políticas progresistas de drogas puedan dañar a sus hijos y ponerlos en el camino de la adicción-, una serie de estudios han mostrado lo contrario.

La legalización de la marihuana no garantiza que los jóvenes no experimenten con la hierba, pero como el cigarro y alcohol regula su acceso. Sabemos que esto es cierto al examinar cómo los adolescentes han tomado alcohol a pesar de ser legal por décadas.

Muchos estudios adicionales publicados a lo largo de los años sostienen que podría. Un cuerpo de investigación, en particular, un estudio de 2019 publicado en el Journal of Studies of Alcohol and Drugs, encuentra que la legalización de la marihuana no parece estar facilitando que los niños consigan la marihuana.

Entre 2002 y 2015, observamos una reducción general del 27% en la proporción relativa de adolescentes de 12 a 17 años y una reducción del 42% entre los de 12 a 14 años, informando que sería ‘muy fácil’ obtener marihuana. Esta pauta se observó uniformemente entre los jóvenes de todos los subgrupos sociodemográficos. … A pesar de la legalización de la marihuana recreativa y medicinal en algunos estados, nuestros hallazgos sugieren que … las percepciones de que sería muy fácil obtener marihuana están en declive entre los jóvenes estadounidenses”.

Estos hallazgos también han sido relativamente consistentes.

El año pasado, un informe del Instituto Nacional de Salud encontró que las tasas de consumo de los jóvenes no han aumentado en Colorado desde el lanzamiento del mercado de cannabis al por menor en 2014. De hecho, el estado está ligeramente por debajo de la media nacional. Esto significa que estados como Dakota del Sur y Montana, que acaban de legalizarse en las elecciones de noviembre, no deberían preocuparse de que los adolescentes se vuelvan locos por la hierba.

Por supuesto, sólo porque los datos nacionales sobre drogas muestran resultados prometedores, los padres no deberían quitar las manos del volante y esperar lo mejor. Legal o no, la educación adecuada es el mejor método para evitar que los jóvenes experimenten con drogas y terminen con problemas de abuso de sustancias más tarde en la vida. Pero no se preocupe, sabiendo que la legalización no va a dificultar la prevención.

Pero a pesar de lo que algunos organismos de aplicación de la ley, los funcionarios de salud locales y los políticos puedan tener que decir al respecto, realmente no hay ninguna evidencia de un aumento del uso en los adolescentes en los estados legales.

Chile, por ejemplo, tiene una de las tasas más altas de consumo de marihuana y cocaína en adolescentes. Según una encuesta del Senda del año 2019, uno de cada dos jóvenes universitarios, de centros de formación técnica e institutos profesionales (50,4%) declaran haber consumido marihuana en el último año y el 33,1% lo hizo en el último mes, mientras que dos de cada tres estudiantes (68%) dice haber consumido alcohol en el último mes, de ellos el 68,1% dice haberse embriagado al menos en una ocasión.

Publicidad

Si te gustó, te recomiendo leer:

Síguenos en

1,984FansMe gusta
476SeguidoresSeguir
300SeguidoresSeguir
Publicidad

También te podría interesar...

México publica reglamento de uso de la cannabis

0
El gobierno de México publicó el reglamento que norma el uso, la venta y la distribución de la marihuana medicinal, después de tres años de su regulación legal.

Cultura Cannábica

Snoop Dogg y Randy Orton se volaron juntos

0
A pesar de los efectos de la marihuana, Randy Orton confesó haber fumado por primera vez junto a Snoop Dogg en el evento más grande de la WWE. Su mejor pelea, dicen muchos.