Gobierno argentino revisará el uso medicinal de la cannabis

Por primera vez un gobierno trasandino revisará el uso medicinal de este cultivo. Encuestas del país muestran un consenso social importante para el alivio de determinadas patologías. Sin embargo sus detractores temen que se minimicen los efectos negativos.

La semana pasada arrancó el debate para la legalización en Argentina. Se discutirá su uso terapéutico, aunque algunos ya vislumbran su uso recreativo. Todos aquellos que llenaron Plaza de Mayo hasta el Congreso con el fin de reclamar una ley que permita plantas para fabricar aceites hoy parten su carrera.

El autocultivo medicinal de cannabis es la gran novedad en la reglamentación que prepara el Gobierno argentino, que abre la puerta a una ley integral que regule todos los usos de la planta y que colme las aspiraciones de las organizaciones que desde hace años luchan por la legalización.

El proyecto de reglamentación para la ley de “investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de cannabis y sus derivados” está ya en manos de las diferentes organizaciones, y además de permitir el autocultivo abre el abanico de patologías que pueden ser tratadas con la planta y permite la distribución de derivados como el aceite a través de farmacias.

Además, según Perfil, ya estarían las influencias listas en los legisladores nacionales y altos funcionarios del ministerio de salud nacional: Existiría la voluntad de no limitar el uso de los derivados de esta planta al tratamiento de la epilepsia -que es la patología que mayor evidencia reúne- si no también favorecer el estudio de sus posibilidades terapéuticas en otras patologías comunes. Incluso ya se habla de otros usos productivos de este compuesto, sin fines estrictamente médicos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí