EE.UU: Las ligas deportivas abren el camino al consumo de marihuana

El avance de la marihuana, especialmente respecto a sus beneficios, ha causado que cada vez sean más quienes la adopten. Incluso deportistas de alto rendimiento. Estados Unidos es el pionero, tras eliminar la marihuana de sus testeos en NBA y que podría profundizarse en la próxima temporada.

Errick Lynne Williams, conocido como Ricky Williams, es un exjugador de fútbol americano. Jugaba como running back y disputó once temporadas de la NFL y una temporada de la CFL, pasando por los New Orleans Saints, los Miami Dolphins, los Baltimore Ravens y los Toronto Argonauts. Sin embargo, no muchos se acuerdan de él por su juego, si no porque fumaba marihuana.

“Realmente lo usé como una ayuda para la recuperación”, dijo a ESPN el deportista que utilizaba cannabis “después de romperme el culo en el entrenamiento, volvía a casa y fumaba un poco, y me sentía bien. Me ayudó a levantarme al día siguiente, listo para volver al trabajo”.

Williams sirvió por mucho tiempo como ejemplo del sistema disciplinario de la NFL, que desde hace mucho tiempo, y de manera muy dura, aplicaba a los jugadores que fuman hierba. En 2002 la NFL encontró cannabis en su prueba de drogas, multándolo con un 4/17 de su salario. “Fue entonces cuando decidí que me retiraría”, dice Williams. “Ni siquiera se trataba de la cannabis en ese momento de mi vida. Sólo sentí que había dado toda mi vida al fútbol, y no se sentía muy significativo para mí”

Todo eso estaría por cambiar. A medida que la cannabis ha ganado terreno en su uso medicinal y recreativo, algunas ligas han empezado a aflojar sus medidas. De hecho, la misma NFL cambió sus reglas en el último contrato con los jugadores hecho en abril de 2020. Según el New York Times, los jugadores que den positivo en el test de marihuana ya no serán suspendidos. Las pruebas se limitarán a las dos primeras semanas del campo de entrenamiento en lugar de abril a agosto, y se elevará cuatro veces el umbral de la cantidad de 9-delta tetrahidrocannabinol – o THC, el compuesto psicoactivo de la marihuana – necesaria para dar un resultado positivo.

Algo similar sucedió en junio con la NBA. Justo antes de entrar a la burbuja de Disney, los jugadores y la asociación firmaron que los exámenes serán por drogas que sirvan para mejorar el rendimiento, pero no por drogas recreativas. La información, publicada por CBS Sports, podría ser extendida para explicitar directamente la marihuana la próxima temporada.

Ahora, de los 123 equipos de la MLB, la NBA, la NHL y la NFL, 50 juegan en estados o provincias donde la marihuana recreativa es legal (40,6%). Otros 51 equipos juegan en jurisdicciones donde la marihuana medicinal es legal (41,5%). Eso es el 82% de los equipos (101 de 123) que juegan en ciudades donde un jugador puede caminar por la calle, ir a un dispensario y comprar legalmente marihuana recreativa o medicinal, como si estuvieran comprando un paquete de seis cervezas.

¿Sobre el fútbol? Nada aún. Aunque la FIFA ha dicho que la marihuana no es una droga que permita mejorar el rendimiento de los jugadores, continúa en la lista de sustancias prohibidas.

Publicidad

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí