Se abre el debate para regular la marihuana en la presidencial estadounidense

La próxima elección presidencial estadounidense se decidirá el 3 de noviembre, y en el segundo debate entre los candidatos ya la marihuana hizo su aparición. Lo hizo la candidata demócrata, para apaciguar las críticas por su rol como abogada distrito de San Francisco.

Durante el debate del miércoles por la noche con el vicepresidente (VP) Mike Pence, Harris dijo que ella y el nominado presidencial demócrata Joe Biden también borrarían los antecedentes penales de las personas condenadas por delitos relacionados con la marihuana en el pasado.

Aunque muchos estados de los Estados Unidos han legalizado el uso de la marihuana, los bancos y otras instituciones financieras tradicionales se han negado hasta ahora en gran medida a colaborar con la industria, ya que la cannabis sigue siendo una sustancia clasificada a nivel federal.

Harris, que ha apoyado la despenalización del cannabis incluso antes de que Biden la eligiera como su compañera de fórmula, es el principal patrocinador de la Ley de oportunidad, reinversión y eliminación de la marihuana (MORE) de 2019, que pretendía poner fin a la prohibición federal de la marihuana.

Respuesta a los críticos

“Kamala es un policía”. Así comenzaba una columna en Forbes que mostraba que Harris no era una buena opción para la comunidad cannábica. “No importa lo emocionados que estén los votantes demócratas por tener a la primera mujer de color en una candidatura presidencial, y no importa lo liberal que sea su historial de voto en el Senado, no hay forma de escapar al hecho de que la senadora Kamala Harris construyó su carrera política sobre su historial como fiscal. En ese cargo supervisó el arresto y el procesamiento de miles de personas, en su mayoría jóvenes de color, por delitos relacionados con la marihuana y otras drogas”, sentencia.

El historial de Harris en casos relacionados a la marihuana -mientras era fiscal del distrito de San Francisco- tiene muchos matices, según los nuevos datos obtenidos por Mercury News de San Francisco y las entrevistas con más de una docena de ex-fiscales, abogados defensores, expertos en justicia penal y activistas que han estado siguiendo su carrera.

Harris supervisó más de 1.900 condenas por marihuana en San Francisco, según los registros no reportados anteriormente por la oficina del fiscal de distrito. Sus fiscales parecen haber condenado a personas por cargos de marihuana en una tasa más alta que la de su predecesor, basándose en los datos sobre los arrestos de marihuana en la ciudad.

Pero los ex abogados de la oficina de Harris y los abogados defensores que trabajaron en casos de drogas dicen que la mayoría de los acusados arrestados por posesión de marihuana de bajo nivel nunca fueron encerrados. Y sólo unas pocas docenas de personas fueron enviadas a la prisión estatal por condenas de marihuana bajo el mandato de Harris.

“No hay manera de que nadie pueda decir que ella fue draconiana en su búsqueda de casos de marihuana”, dijo Niki Solís, una abogada de alto rango en la oficina del Defensor Público de San Francisco durante el tiempo que Harris fue fiscal de distrito.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí