Dos tercios de los suizos quiere legalizar la marihuana

La población suiza respalda la idea de legalizar el cannabis con fines recreativos con la condición de que haya normas para proteger a los menores.

El Instituto Sotomo, por mandato de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), realizó la encuesta representativa de enero a abril de 2021 en la que participaron 3166 personas mayores de edad. Representantes de la OFSP y los autores de la encuesta dieron a conocer los resultados hoy en Berna, durante una conferencia de prensa. 

El 67% de las personas que participaron en la encuesta están a favor de que las autoridades suizas realicen pruebas piloto sobre la distribución controlada de cannabis con fines recreativos. Concretamente respondieron a la pregunta: “En el período de sesiones de otoño pasado, el Parlamento decidió permitir la distribución experimental de cannabis con fines de consumo a un número limitado de personas en el marco de la investigación científica. ¿Apoya usted este proyecto?”

Proteger la salud

El 78% de los participantes en la encuesta respalda la legalización del cannabis en Suiza para fines medicinales y cerca del 70% considera necesario reformar la ley relativa al cannabis en Suiza, bajo los argumentos de limitar el mercado negro y mejorar la protección de los consumidores.

Las personas que se oponen a la legalización del cannabis se dicen preocupadas por los efectos de esta droga en el cerebro de los jóvenes. En ese sentido consideran necesarias medidas como una estricta protección de los menores de edad, la prohibición de la publicidad y establecer una elevada cuota impositiva para los productos del cannabis.

En la conferencia de prensa, representantes de la OFSP abordaron el panorama actual del consumo de esta planta en Suiza, a pesar de que sea clasificada como un estupefaciente prohibido desde 1951.

Ley y realidad

En principio, no se puede cultivar, producir ni vender. En 1975, el consumo también se convirtió en un delito punible. Pero la realidad de su empleo es otra.

“El consumo de cannabis está demasiado extendido en Suiza para que la prohibición siga teniendo sentido”, declaró el jueves Adrian Gschwend, jefe de la Sección Fundamentos Políticos y Aplicación de la Ley de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP).

Cada día se fuman 750 000 cigarrillos con cannabis y se calcula que el número de consumidores habituales es de 220 000.

El gobierno federal gasta 120 millones de francos suizos al año en tratar de hacer cumplir la prohibición, pero sin poder frenar el consumo de cannabis, dijo Gschwend.

Al mismo tiempo, dijo, el mercado negro florece debido a la prohibición. Esto genera un volumen de negocios en Suiza de aproximadamente 582 millones de francos anuales, advirtió el expertoEnlace externo al citar los resultados de un estudio de la Universidad de Ginebra que todavía no se ha dado a conocer públicamente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí