¿Cómo afecta el THC a tu sueño?

Estudios han mostrado que este componente tiene resultados positivos para atacar la apnea del sueño y otros trastornos del sueño.

Foto de Daria Shevtsova en Pexels
Foto de Daria Shevtsova en Pexels

El THC, delta-9-tetrahidrocannabinol, el principal compuesto psicoactivo del cannabis, es el cannabinoide más investigado en relación con el sueño. Esto no quiere decir que haya una abundancia de investigaciones sobre el THC y el sueño. El estudio científico del impacto en el sueño de los cannabinoides, incluido el THC, sigue siendo limitado. La mayoría de los estudios son pequeños y muchos (aunque no todos) son preclínicos, es decir, estudios realizados en animales, no en humanos.

Pero hay un conjunto de datos científicos que revelan al menos una comprensión parcial y preliminar de cómo este cannabinoide influye en el sueño y ofrece algunas ideas sobre el potencial terapéutico del THC para tratar algunos trastornos del sueño.

El THC, al igual que otros cannabinoides, interactúa con el sistema endocannabinoide del propio cuerpo. Aunque el THC interactúa con ambos receptores endocannabinoides, CB1 y CB2, las investigaciones han demostrado que la acción del THC en los receptores CB1 es probablemente la que impulsa las capacidades sedantes de este cannabinoide. Los receptores CB1 en regiones específicas del cerebro, incluyendo la protuberancia y el cerebro anterior basal, parecen desempeñar un papel en el inicio del sueño.

¿En qué te ayuda?

Los efectos del THC sobre el sueño parecen variar mucho, en función de al menos dos factores importantes: la dosis y la duración del consumo. Las investigaciones han demostrado que las dosis bajas de THC tienen efectos sedantes, mientras que las dosis moderadas de THC tienen efectos estimulantes. En dosis altas, el THC tiene efectos alucinógenos, y en dosis extremadamente altas, este cannabinoide tiene efectos psicóticos.

La exposición a corto plazo al THC provoca una serie de cambios en el sueño. Con el uso a corto plazo, el THC disminuye el tiempo que se necesita para conciliar el sueño. Además, la exposición a corto plazo al THC parece:

  • Aumentar el tiempo de sueño de ondas lentas, la etapa más profunda y reparadora del sueño no REM.
  • Disminuir el tiempo en el sueño REM, una etapa del sueño en la que el cerebro está muy activo, se producen sueños vívidos, el cerebro procesa los recuerdos y rejuvenece sus capacidades de procesamiento mental y emocional
  • Aumentar el tiempo total de sueño Reducir la frecuencia de los despertares nocturnos

Pero ojo, que puede ser al revés

Más sueño total, más sueño profundo, menos despertares durante la noche: suena bien, ¿verdad? No tan rápido. Con la exposición a largo plazo al THC, las investigaciones muestran que los efectos del THC sufren un cambio. La exposición crónica y prolongada al THC parece disminuir el tiempo de sueño de ondas lentas, según los estudios realizados tanto en humanos como en animales. Además, las investigaciones indican que la exposición regular y prolongada al THC puede:

  • Prolongar el tiempo que se tarda en dormirse
  • Reducir el tiempo total de sueño
  • Aumentar la frecuencia de los despertares nocturnos

¿Qué hay detrás de los cambios en el sueño que se producen con la exposición crónica al THC, en contraste con sus efectos a corto plazo? La respuesta corta es que todavía no lo sabemos con seguridad. Necesitamos ver más investigaciones. Pero estos resultados sugieren que la tolerancia al THC se desarrolla con el tiempo, lo que puede disminuir y/o revertir algunos de los efectos del sueño a corto plazo y puede crear condiciones en las que se necesitan mayores cantidades de THC para lograr las capacidades sedantes y de prolongación del sueño a corto plazo del THC.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.