Laboratorios inflan el THC de los productos de cannabis en Estados Unidos

Un artículo de FiveThirtyEight asegura que las etiquetas de algunos productos de cannabis mienten. La principal razón es la baja fiscalización en el mercado.

COLLEEN TIGHE
COLLEEN TIGHE

El medio electrónico perteneciente a Disney, FiveThirtyEight, publicó una fuerte investigación sobre los problemas que está viviendo el modelo de regulación estadounidense sobre la cannabis por la falta de fiscalización y su apertura total al mercado.

La aprehensión nace tras la denuncia de un trabajador de laboratorio que revisa los niveles de THC de algunos productos de cannabis, que cuenta con antecedentes que desde 2018 en adelante se han aumentado irregularmente las mediciones de THC en flores, alimentos y otros sucedáneos de marihuana.

Keegan Skeate estaba trabajando en el turno de noche cuando se enteró de la estafa. El joven de 26 años llevaba sólo unos meses en su nuevo trabajo en Praxis Laboratory, un laboratorio del estado de Washington que realiza pruebas de seguridad para los consumidores y análisis de la potencia del THC de los productos legales del cannabis.

Durante un turno en 2018, una compañera de laboratorio se acercó a Skeate y le dijo que creía que alguien estaba manipulando los resultados de sus pruebas, porque sus números registrados eran más altos de lo que recordaba haber medido. A finales de 2020 Skeate perdió su trabajo por bloquear a su jefe de una base de datos de la empresa tras descubrir cómo los laboratorios de marihuana se beneficien de la manipulación de los resultados de las pruebas.

Samples on display at Farma, a marijuana dispensary in Portland, Oregon, on October 4, 2015. As of October 1, 2015 a limited amount of recreational marijuana became legal for all adults over the age of 21 to purchase in the state of Oregon. AFP PHOTO/JOSH EDELSON (Photo credit should read Josh Edelson/AFP via Getty Images)

“La inflación del THC es perniciosa, es fácil de lograr y hay fuertes incentivos financieros para hacerlo”, dijo Don Land, profesor de química y medicina forense en la Universidad de Davis California y asesor de la empresa de laboratorios de cannabis Steep Hill, que opera en varios estados. “Creo que es probable que ocurra al menos con poca frecuencia en todos los mercados existentes, y hay muy pocas posibilidades de que los laboratorios sean atrapados“.

Así las cosas, el artículo asegura que los laboratorios están engañando a los clientes fumetas, que creen que están comprando altos grados de THC y reciben menos. Y en casos como, Nueva York, que tiene previsto gravar el cannabis en función de su contenido de THC cuando comience la venta comercial en los próximos años, puede terminar defraudando el Estado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.