Descubren vínculo entre el sistema endocannabinoide y la depresión

Un estudio ha descubierto que el estrés crónico puede perturbar el sistema endocannabinoide del cuerpo, lo que puede conducir a la depresión y otros trastornos del estado de ánimo.

En los últimos años, los científicos han estado explorando la posibilidad de que la raíz de la depresión se encuentre en el intestino, no en el cerebro. Aunque muchas teorías han vinculado las bacterias intestinales a la depresión, los científicos siguen trabajando para entender exactamente cómo funciona este proceso. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications de este mes ha destacado cómo los desequilibrios en las bacterias intestinales pueden perturbar el sistema endocannabinoide del cuerpo, llevando a la depresión.

En la década de 1990, investigadores israelíes que investigaban los efectos del cannabis descubrieron que el cuerpo tiene una red natural de receptores de cannabinoides. Esta red natural, conocida como el sistema endocannabinoide o ECS, es uno de los sistemas reguladores más importantes del cuerpo, manteniendo las respuestas inmunológicas, el aprendizaje, el sueño y el apetito en un estado de equilibrio. Los investigadores ahora creen que las interrupciones en este sistema pueden causar trastornos del estado de ánimo, síndrome de intestino irritable, fibromialgia o migrañas.

En el presente estudio, los investigadores comenzaron a examinar la diferencia en las bacterias intestinales entre los ratones sanos y los ratones que presentaban síntomas de depresión. Los autores del estudio indujeron estos síntomas depresivos ellos mismos al exponer a un grupo de ratones a un impredecible estrés crónico leve (UCMS). Se ha demostrado que este tipo de estrés crónico induce conductas depresivas en los ratones, incluyendo la falta de apetito y la ansiedad.

Como era de esperar, los investigadores descubrieron diferentes concentraciones de bacterias intestinales entre los ratones deprimidos y el grupo de control. Para probar su hipótesis, los investigadores transplantaron heces de los intestinos de los ratones deprimidos a los ratones sanos, un proceso que permite que todo el microbioma intestinal de un animal se traslade a otro animal. Los científicos descubrieron que los ratones sanos que recibieron estos transplantes pronto empezaron a mostrar síntomas de depresión.

En la etapa final del estudio, los investigadores descubrieron una forma sencilla de utilizar las bacterias para ayudar a los ratones a superar su depresión. Los autores descubrieron que al suplementar una cepa específica de bacterias Lactobacilos se aumentaban los niveles de endocannabinoides de los animales, lo que finalmente causaba la desaparición de los síntomas depresivos.

El presente estudio señala que el cannabis natural “mejora el estado de ánimo en los humanos”, probablemente debido a que los cannabinoides de origen vegetal como el THC pueden unirse a los receptores endocannabinoides naturales del cuerpo. Los autores también señalan que dosis bajas de cannabinoides producidos sintéticamente pueden “producir efectos ansiolíticos y antidepresivos en modelos animales”.

El estudio no discute más las implicaciones del uso de los cannabinoides naturales para tratar la depresión, pero sí proporciona una mayor comprensión del papel del sistema endocannabinoide en los trastornos del estado de ánimo. Estudios de investigación adicionales podrían conducir potencialmente a nuevos tratamientos basados en el cannabis que podrían equilibrar el ECS y reducir el impacto de la depresión u otros trastornos del estado de ánimo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.